Primer análisis de Ineca sobre retos y oportunidades del cambio demográfico

A mitad de siglo habrá 6 dependientes por cada 10 cotizantes en Alicante

Actualmente, la tasa de dependencia se sitúa en el 31% pero subirá al 42%  en los próximos quince años y al 58% en 2052

Gráfico del informe sobre retos y oportunidades| Fuente: Ineca

La tasa de dependencia de la población mayor de 64 años -porcentaje de personas en este rango de edad sobre la población activa- se elevará hasta el 41,7% en 2033 y hasta el 58% en el año 2052.  O dicho de otro modo, a mitad de siglo tendremos seis personas de esa edad por cada diez en activo. Así se desprende del análisis sobre el cambio demográfico realizado por el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca). “Esta es la situación hacia la que vamos. Y es innegable”, asevera su presidente, Rafael Ballester.

Según este primer informe sobre las consecuencias del envejecimiento de la población que Ineca hizo público el martes en un acto organizado por Fundesem, la población con 65 y más años aumentará en Alicante un 41,3% de aquí a quince años y pasará de las 368.000 personas actuales a 520.000 personas. Este grupo poblacional recogerá el 78% del incremento demográfico total de la provincia en ese periodo.

Partiendo de estas cifras, Ineca ha analizado de qué manera va a influir esta realidad sobre la provincia de Alicante desde el punto de vista económico.  Para ello ha tenido en cuenta la evolución del gasto por tramos de edad en los últimos años -entre 2006 y 2018-. Hasta 44 años, la evolución ha sido negativa y arroja una cifra de -3,8%. Hasta los 64 años se ha incrementado un 1,2% mientras que en la franja de 65 años en adelante el gasto ha aumentado en un 26%, principalmente en apartados como la enseñanza, las comunicaciones, la sanidad, la vivienda y sus suministros.

Fuente: Ineca

Asimismo, también es superior el gasto medio anual por persona entre los mayores de 65 años.  Cuando la media del total de población se sitúa en el entorno de los 11.000 euros anuales, el colectivo más mayor aumenta claramente esa cifra hasta llegar a los 12.594 euros.

Los gastos relacionados con vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles se sitúan en primer lugar en la distribución de la cesta de la compra con un 30 % de los gastos totales teniendo en cuenta a todo el conjunto de la población. Sin embargo, entre los mayores de 65 años, ese porcentaje sube hasta el 70%.

El segundo apartado es el correspondiente a alimentos y bebidas no alcohólicas. A nivel general, estos epígrafes concentran cerca de un 15% del gasto, mientras que para los más mayores esa cifra se duplica y supera el 30%. El transporte se sitúa en tercer lugar con un 12%, que se convierte en un 20% en el caso del colectivo de 65 años.

Proyección de gasto a 15 años vista

Ineca realiza también en su informe una proyección sobre la evolución del gasto de los mayores de 65 años en los próximos 15 años en la provincia de Alicante partiendo de los datos actuales. Teniendo en cuenta que es el colectivo que más gasta de media anual y que más crecimiento experimenta en la variación del gasto por grupo de edad, éste se incrementará en 1.900 millones y alcanzará en 2033 un global de 6.500 millones de euros.  A estas cifras, advierten, habrá que añadir las variaciones en su capacidad adquisitiva.

Se hace necesario generar desde ya estrategias activas para hacer frente a un cambio demográfico que ya es una realidad incuestionable con el fin de mejorar por un lado ese envejecimiento de la población a nivel local y, por otro, tener en cuenta las oportunidades que puede generar este colectivo a nivel económico”, afirma Rafael Ballester.

Suscríbete a nuestra newsletter