Desayuno "Las empresas familiares ante el desafío del crecimiento"

“El crecimiento es un medio para conseguir empresas más sostenibles y estables”

Mesa organizada por la Cefuv con la participación de Myriam Gimeno (Grupo Gimeno) y Joaquín Ballester (Grupo Citrus) y moderada por Alejandro Escribá

Joaquín Ballester, Alejandro Escribá y Myriam Gimeno en la mesa celebrada esta mañana. | E3

“El crecimiento no es un objetivo en sí mismo, sino un medio para conseguir empresas más sostenibles y estables”. Esta es una de las conclusiones principales, enunciada por Alejandro Escribá, director de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (Cefuv), que se han extraído del desayuno-tertulia Las empresas familiares ante el desafío del crecimiento, organizado con la colaboración de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), EDEM Escuela de Empresarios y el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa), entre otras entidades, esta mañana en el Hotel SH Valencia Palace.

Escribá ha moderado una mesa en la que han participado Myriam Gimeno, consejera delegada del Grupo Gimeno, empresa familiar de más de 150 años de existencia, que reúne a más de 35 empresas, más de 4.600 empleados, y 330 millones en facturación, y Joaquín Ballester, presidente del Grupo Alimentario Citrus (GAC), empresa que factura más de 308 M€, con una plantilla de 2.500 personas, cuyo crecimiento ha cuadruplicado en los últimos 5 años, y que cuenta con sedes en Alemania, Italia y Suiza.

La razón que ha motivado la reflexión sobre la necesidad del crecimiento de las empresas de la Comunitat, con los casos de las dos empresas citadas a modo de ejemplo, proviene de los datos que arroja el informe del Observatorio Gece Evolución de las empresas valencianas: Tendencias y factores asociados. En él se expone, como ha detallado Escribá, que “las empresas de la Comunitat deben crecer, porque son demasiado pequeñas, pero cuesta encontrar esa ambición por el crecimiento”. De hecho, “sólo 20 empresas facturan más de 300 millones; en Cataluña, con casi el doble de empresas, facturan ese volumen casi cinco veces más que las de aquí; y en el País Vasco, que cuenta con sus propias peculiaridades, con la mitad de empresas, hay el doble que facturan esos volúmenes”. Por tanto, el director de la Cefuv ha alertado de que “existe una necesidad acuciante de que las empresas sean más grandes”, hecho que se traduciría en las siguientes ventajas, entre otras: “Aumentaría la inversión en I+D, la internacionalización y se pagarían mejores salarios”.

crecimiento

Myriam Gimeno y Antonio Ballester. | Foto: AVE

Joaquín Ballester define a Citrus como “agricultores del Siglo XXI”, es decir, “lo más eficientes e innovadores posibles en seguridad, calidad y servicio”. Ha indicado que “crecer es dotarse de un modelo de gestión que haga el crecimiento perdurable y sostenible en el tiempo”, y ha alertado de que “a veces, por querer crecer no se genera riqueza”.

Para Myriam Gimeno, quien ha descrito la actividad de Grupo Gimeno como “proveedores de servicios al ciudadano, a la industria y el turismo” que contemplan el “ciclo integral del agua, gestión medioambiental, energía, gestión portuaria, restauración y ahora, la digitalización”, el crecimiento “mejora la competitividad, genera atracción y retención de talento”, en su punto de vista, “algo muy difícil en empresas familiares y provinciales”.

Los ponentes han abordado, en el marco de la empresa familiar, qué papel juega la propia familia para dar el paso hacia el crecimiento. Gimeno ha indicado que “la empresa familiar y la familia empresaria se tienen que retroalimentar; lo más importante es la estabilidad accionarial”, y todo ello “basado en un protocolo”. Ha recordado la necesidad de mejorar la profesionalización de los órganos de gobierno de la organización. “Los familiares debemos confiar en los profesionales y plantear juntos la estrategia de crecimiento”. En el caso concreto de Grupo Gimeno, ha manifestado que “nunca tomamos decisiones sin consenso; si algo no nos convence a todos, no se hace”.

Ballester se ha mostrado en una línea similar al indicar que “lo más importante es la estabilidad; la empresa familar debe de contar con estabilidad en su accionariado”. Además, ha dicho que “he dado un papel protagonista al equipo de profesionales de los que me rodeo. Sin equipo no tengo ideas ni proyectos bien desarrollados y estudiados”.

crecimiento

| E3

Respecto a las distintas estrategias de crecimiento que han seguido las empresas, Ballester, citando los casos de la compra de centros en el exterior para distribuir las ensaladas preparadas ante la imposibilidad de su exportación por motivos de conservación, ha indicado que “es muy interesante crecer por adquisiciones”; es decir, el llamado “crecimiento inorgánico”, eso sí, matizando que “el crecimiento orgánico es fundamental para poder crecer de modo inorgánico y que no pare la fiesta”.

“Lo primero que hay que hacer en una estrategia de crecimiento es reflexionar sobre si se está preparado para no iniciar una carrera de fracaso”, ha alertado Gimeno, antes de realizar una llamada de atención a las Administraciones Públicas: “Si no fomentan que las empresas sean grandes, al menos, que no nos pongan palos en las ruedas”.

En cuanto a las recomendaciones que sugerirían al resto de empresarios que deseen emprender una apuesta por el crecimiento, Gimeno ha indicado “que el proceso de crecimiento no ponga en riesgo el objetivo principal” de garantizar la actividad de la empresa de un modo sostenible en el tiempo. En palabras de Ballester, “crecer sólo por crecer pude meternos en líos importantes. Debemos ser siempre fieles a nuestra misión y razón de ser; si no somos coherentes con ellos, fracasaremos”.

En definitiva, entre las conclusiones que ha destacado Escribá, el crecimiento debe abordarse siempre que “contribuya a la generación de valor y se sostenga en el tiempo”, sin olvidar nunca que “el crecimiento orgánico es del que nunca hablamos pero el que todos debemos mantener”.

Suscríbete a nuestra newsletter