I Máster Ejecutivo en Inteligencia Artificial

Andrés Torrubia: “Es preciso formar a los directivos de las empresas en IA”

En enero da comienzo en Alicante un máster pionero en España centrado en trasladar esta tecnología a la estrategia empresarial

Andrés Torrubia, CEO de Fixr.com y cofundador de IIA en el reciente Congreso de IA celebrada en Alicante |Foto: Joaquín P. Reina

El Instituto de Inteligencia Artificial (IIA) ha nacido con el propósito de ayudar a transformar el tejido empresarial español. Andrés Torrubia -su cofundador junto a Miguel A. Román y Aurelia Bustos- califica el proyecto como “muy ambicioso“, pero no le importa soñar en grande. De momento ya cuenta con su primera acción práctica: un Máster Ejecutivo en IA dirigido a directivos y mandos intermedios pionero en España. En el mundo solo hay tres de estas características y están localizados en el Instituto Tecnológico de Massachusetts –MIT-, y en las universidades de Berkeley y Oxford. A este primer paso seguirán cursos de formación gratuita online destinados a alfabetizar a la población española en un tema lleno de prejuicios que provoca temor, cuando no directamente miedo.

–  El miedo al cambio y a lo desconocido va de serie en el ser humano…

– Sí. Y es comprensible. Hoy se tiene miedo a la Inteligencia Artificial como en el pasado lo tenía la sociedad agraria en su paso a la industrial. Yo personalmente creo que, en este caso, en realidad se tiene más miedo a ser desplazados que a la propia tecnología en sí.

–  Un temor común, aun con sus diferencias, para trabajadores y empresarios…

– Sí. Por ejemplo, en el mundo de la empresa, el empresario teme salir de su zona de confort y quedarse fuera de juego por no disponer del capital humano y tecnológico necesario para competir en el nuevo escenario que plantea la digitalización. Sin embargo, es necesario transmitirles que la IA solo es una herramienta que les puede permitir continuar con lo que ya hacen pero de una forma más eficiente. Es un medio para lograr la optimización de procesos, por utilizar un término reconocible en el ámbito empresarial.

– La primera acción de vuestro Instituto de IA es precisamente un máster sobre Inteligencia Artificial destinado a un perfil directivo, no técnico ¿por qué?

– Es cierto que hay un déficit de personal técnico formado. Pero no es la única carencia. No quiere decir que a partir de ahora todos tengamos que ser ingenieros. Para aplicar la IA en una empresa se necesitan tres cosas: datos, ordenadores para procesarlos y talento humano. Este punto se divide, a su vez, en dos. Por un parte, se necesitan técnicos puros que puedes, o bien tenerlos en nómina o bien contratar los servicios de una consultoría. Ellos van a ser los encargados de implementar la IA en la empresa. Conocen el cómo. Pero no el qué. Qué hacer y para qué es una decisión que corresponde a los profesionales del área de negocio.

– Zapatero a tus zapatos…

-Exacto. Esas respuestas son de estrategia empresarial y, por tanto, no puede darlas un programador. El solo puede implementarlas. ¿Quién responde a esas preguntas estratégicas entonces? Esta cuestión hoy es crítica. De ahí nuestra idea de poner en marcha este máster dirigido de manera específica a quienes tienen que responder, es decir, los equipos directivos y mandos intermedios de las empresas. Para formarles en las posibilidades que ofrece la IA y ayudarles a tomar decisiones sobre dónde implementarla y para qué con el objetivo de amentar la eficacia y, por tanto, la competitividad. Y además ha de hacerse ahora. Sin más esperas.

Ayudar a cambiar la economía española aparece como el objetivo fundacional de vuestro IIA. Además del máster ¿qué otras acciones habéis planeado llevar a cabo?

Una de las cosas que también vamos a hacer es intentar educar a la población en general con iniciativas de carácter gratuito con el fin de que la sociedad perciba mejor qué es la IA. Hace falta profundizar en acciones de carácter educativo.  En Finlandia, por ejemplo, se marcaron una meta consistente en formar al 1% de su población en este ámbito con un curso online gratuito.  Podemos plantearnos algo así. Es necesario explicar bien qué es y que no es la IA. Quitarle su carácter abstracto y llevarlo a lo concreto. Y también desarrollar un pensamiento social crítico que les prevendrá de posibles manipulaciones.

– Recientemente, en el marco del II Congreso Internacional de IA celebrado en Alicante, planteó la posibilidad de abrir un debate sobre la renta básica universal como transición hacia la era digital. No sé si en España estamos preparados para abrir ese melón…

-Yo no tengo la respuesta sobre cómo afrontar el cambio. Nadie la tiene. Puede que solo afecte a algún sector puntual como el de los taxistas cuando se desarrolle la conducción autónoma, por ejemplo. No lo sabemos.  Como tampoco sabemos si se llegará a equiparar la inteligencia de hombres y robots, o si serán más listos que nosotros. Tenemos que ser muy honestos en cuanto a nuestra ignorancia. Pero no hay que pensar en un escenario apocalíptico porque hoy en día todo es especulación.

Pero sí creo que se deberían plantear hipótesis y hacer pruebas. Intentar probar cosas para ver el resultado. En este contexto estaría la renta básica universal. Podrían ponerse los cimientos para ver si funciona porque a lo mejor la experiencia demuestra que los efectos son negativos. Las pruebas son necesarias.

Suscríbete a nuestra newsletter