El Sabadell cede 22 viviendas en la Vega Baja para afectados de la DANA

La Generalitat establece las condiciones para la concesión de uso durante un máximo de tres años

Rubén Martínez y Jaime Matas firman el convenio de cesión de viviendas propiedad del banco

Banco Sabadell cederá 22 viviendas a los afectados de la Vega Baja por la DANA. Así lo han acordado el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda Rubén Martínez Dalmau, y el director general adjunto de la entidad bancaria, Jaime Matas.

Martínez Dalmau ha destacado “la importancia de la colaboración entre instituciones públicas y privadas cuando de lo que se trata es de dotar de soluciones a los problemas de la gente. El temporal DANA ha sido un grave problema que ha afectado a muchas familias, y desde Generalitat nos pusimos de inmediato en contacto con diferentes entidades y organismos y tuvimos una pronta respuesta del Banco Sabadell”, ha indicado.

Por su parte, Jaime Matas ha manifestado que “con este acuerdo queremos mostrar el compromiso sin fisuras de Sabadell con nuestra tierra, especialmente en este caso, ya que contribuye a apoyar a familias afectadas por el temporal en la provincia de Alicante”.

Las viviendas propuestas para su cesión están localizadas en alguno de los municipios afectados por la DANA del pasado mes de septiembre en la provincia de Alicante, para que constituyan residencia temporal de las personas o unidades de convivencia cuyas viviendas se han visto seriamente dañadas.

La consecución del convenio se articulará a través de la Entidad Valenciana de la Vivienda y Suelo (Evha) o en colaboración con los ayuntamientos donde estén las viviendas, y los contratos de cesión en virtud del convenio tendrán una duración de tres años.

Para acceder a las viviendas objeto del convenio, se han establecido como criterios mínimos, tener la vecindad en un municipio de la Vega Baja en la fecha en que se produjo la DANA; que el inmueble afectado constituya la vivienda habitual de la unidad familiar y no poseer ningún miembro de la unidad otro derecho real que les permita disponer de alguna otra vivienda. Asimismo, la unidad de convivencia no podrá tener unos ingresos superiores a 2,5 veces el IPREM ponderado.

Los ayuntamientos donde radique la vecindad administrativa de la unidad familiar emitirán un informe sobre la inhabitabilidad de la vivienda y sobre la situación de necesidad de una atención social especial.

En los Presupuestos de la Generalitat correspondientes al ejercicio 2019, existe consignación presupuestaria para dar cobertura a las actuaciones derivadas del convenio estimadas en 158.904 euros.

Suscríbete a nuestra newsletter