Los daños en los frescos de los ángeles músicos son peor de lo que aparentan

Técnicos de Cultura inspeccionan la bóveda de la catedral para determinar los niveles de humedad

Personal técnico de la Dirección General de Cultura y Patrimonio y del Institut Valencià de Conservació, Restauració i Investigació ha realizado una visita, con una cámara térmica, a la bóveda de la catedral de València donde están los frescos de los ángeles músicos, para determinar el nivel de humedad en las plementerías de la bóveda. Una vez analizados, los datos serán incorporados a un informe de uso interno.

En la visita, se ha podido comprobar que la afección de las pinturas es mayor de la que se aprecia desde abajo. Además, ante el desconocimiento real de los datos, -ya que el Cabildo de la Catedral no ha informado ni del funcionamiento de los sensores ni de los receptores de la información que proporcionan estos sensores- el IVCR+i instaló dos ‘datalogges‘ que sirven para valorar los niveles de temperatura y humedad que se registran en la bóveda.

Tanto desde la Dirección General de Cultura y Patrimonio como desde el IVCR+i se comparte la preocupación social por las humedades que afectan a los frescos. En un comunicado difundido por la Generalitat se desmiente que el IVCR+i haya intervenido en la restauración y recuerda que ésta la realizó la Fundación de la Luz de las Imágenes entre 2004 y 2007.


Cultura recuerda que la restauración de los frescos la realizó la Fundación la Luz de las Imágenes


“Hasta 2014 -añade el comunicado- el Cabildo de la Catedral solicitó los servicios del Ivacor (antecesor del IVCR+i) para hacer el seguimiento del estado de conservación de los frescos. Después de esa fecha, el Ivacor dejó de ser requerido por la catedral. La Dirección General de Cultura y Patrimonio entiende que el propietario del bien ha seguido realizando el mantenimiento y conservación de los frescos”.

La Dirección General de Cultura asegura que los representantes de la catedral en ningún momento han comunicado problemas que afectaran a los frescos de los ángeles músicos, pintados en 1472 por Paolo de San Leocadio y Francesco Pagano, al tiempo que recuerda que la responsabilidad del mantenimiento del bien de interés cultural es, precisamente, el cabildo de la catedral.

“Igualmente -añade la nota- están obligados a proporcionar a la consellería competente toda la información que esta les requiera sobre el estado de tales bienes y el uso que se les estuviera dando, así como a facilitar su inspección y examen a los efectos previstos en esta ley”.

En estos momentos, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha asumido la responsabilidad de tutelar al Cabildo para garantizar la subsanación de las humedades.

Noticias relacionadas

Un Comentario

  1. María José
    Dic 03, 2019 @ 08:29:48

    Con la dirección técnica de Carmen Pérez, Directora del IVACOR en aquellas fechas. Y algunos técnicos y restauradores del IVACOR contratados con la pantalla de la Fundación la Luz de las Imágenes y la empresa de Javier Catalá, como (falsos) autónomos. Cultura hace el ridículo intentado escurrir el bulto. Es tan culpa suya como de la Catedral.

    Reply

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter