Urbanismo

Aprobada la peatonalización de la plaza de la Reina con un coste de 11,7 millones de euros

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha presentado la aprobación de este proyecto, un espacio de 11.855 metros cuadrados de superficie

Archivado en: 

Imagen de archivo del proyecto de peatonalización de la plaza| E3

La peatonalización de la plaza de la Reina de València incorpora propuestas ciudadanas como contenedores soterrados, así como pavimentos de alta calidad, que recrearán la muralla y la cripta, y la alineación de elementos para una visión completa de la puerta de la Catedral, lo que eleva su coste a los 11,7 millones.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha presentado la aprobación de este proyecto, obra del estudio de Tomás Llavador y cuyo plazo base de ejecución es de 12 meses, y que supone un “paso previo a la aprobación del pliego de licitación”, que confía que pueda aprobarse en “pocas semanas”.

Con un total de 11.855 metros cuadrados de superficie de plaza, más los 8.634 de aparcamiento, el nuevo espacio costará 11,7 millones -el coste estimado inicialmente fue de 10 millones-, de los que casi 4,8 corresponden al aparcamiento y cerca de 7 millones a la plaza.

Según Grezzi, al proyecto inicial se han incorporado aspectos como la recreación de la ubicación de la muralla romana y la cripta, a través de pavimentos diferenciados, o la alineación del arbolado y las terrazas para recrear la visión de la puerta de los Hierros de la Catedral, lo que sumado al uso de granito de alta calidad “ha hecho que el cálculo final aumente”.

“Es un día histórico para València porque aprobamos un proyecto que será emblemático para el futuro de la ciudad”, ha valorado el edil, que ha hecho hincapié en que este nuevo espacio “articulará la València ciudad de plazas” y el plan centro, que supondrá “un antes y un después en la historia de la ciudad y de España”.

Ha incidido en que tras el proceso participativo, se realizó un decálogo de veintiún puntos, todos ellos incorporados al proyecto, y ha detallado que la plaza pasará de 53 árboles a 115, con una treintena de especies diferentes, y tendrá 62 bancos, 4 aparcabicis y uno de Valenbisi, 23 bancos jardinera y dos aseos públicos.


La remodelación contempla también la calle de la Paz desde Poeta Querol


Igualmente, ha explicado los diferentes tipos de pavimento que se van a usar, que incorporará toldos a diferentes alturas y difusores de agua y que contempla emplazamientos para futuras actividades, como los mercadillos o la falla, así como que se ubicará un bosque urbano donde hoy está la entrada del aparcamiento.

Respecto al aparcamiento, que está a punto de cumplir 50 años, ha señalado que la entrada estará en un lateral para ganar espacio y ha concretado que tendrá dos sótanos, 224 plazas de vehículos ligeros, seis de movilidad reducida, 52 de motocicletas, aparcabicis y puntos de recarga eléctrica.

Sobre la explotación del mismo, ha sostenido que será municipal pero que ya se verá si dependerá de la empresa Aumsa o de la EMT que, según ha defendido, “está acumulando mucha experiencia y datos positivos” de su gestión del aparcamiento de la plaza de Brujas.

Además, ha incidido en que la remodelación, que también incluye media docena de puntos de carga y descarga de mercancías, contempla también la calle de la Paz desde Poeta Querol, y detalla los accesos para residentes y transporte público, aunque ha añadido que todavía se están estudiando los cambios en las líneas de la EMT.

Respecto a los plazos, espera que en las próximas semanas, la Junta de Gobierno Local apruebe el pliego de licitaciones y a partir de ahí, “poder hacer un cálculo”, aunque ha advertido de los términos legales que hay que cumplir y el tiempo que pueda costar valorar todas las ofertas que se presenten aunque la “intención es acelerarlo todo”. 

Suscríbete a nuestra newsletter