Se ofrecen cuatro funciones, desde mañana hasta el domingo

“Susan y el diablo”: Érase una vez en… El Teatro Principal de València

La obra de Chema Cardeña está basada en la visita que el periodista Paul Wilkins realizó a Susan Atkins, asesina de Sharon Tate, en 2008

Imagen de la obra dirigida por Chema Cardeña. | Foto: Vanessa Rabade

El Institut Valencià de Cultura (IVC) ha presentado el espectáculo Susan y el diablo, escrito y dirigido por Chema Cardeña y protagonizado por María José Goyanes, Manuel Valls y Marisa Lahoz, que se estrena mañana a las 20h en el Teatro Principal de València y podrá verse hasta el próximo domingo.

La obra se centra en la figura de Susan Atkins, miembro de la famosa banda criminal de Charles Manson, conocida como La Familia, y condenada a cadena perpetua por el asesinato de siete personas, entre ellas, la estrella de cine Sharon Tate, esposa del realizador Roman Polanski, la famosa historia que inspiró el film Érase una vez en… Hollywood de Quentin Tarantino.

La obra teatral se inspira en la visita que en 2008, Paul Wilkins, periodista del diario sensacionalista Black Star, realizó a la prisión de La Frontera, en Los Ángeles, para entrevistar a Susan Atkins, papel que interpreta María José Goyanes, para la que “meterse en la piel de una asesina como Susan y defenderla ha sido un trabajo intenso y duro. Te mueve muchas cosas por dentro”.

Durante algo más de una hora, Paul, personaje interpretado por el valenciano Manuel Valls, interactuará con la reclusa, quien, tras 14 tentativas de lograr la libertad condicional, trata de convencer una vez más al tribunal para que se la concedan. Un cáncer terminal está acabando con su vida y su único deseo es poder morir fuera de esa prisión que ha sido su hogar durante los últimos 40 años.

Durante la entrevista, Susan recuerda su terrible pasado, habla de su redención y descubre un tremendo secreto, que ligará su vida a la del periodista de por vida. Susan y el diablo utiliza la figura de la famosa asesina para reflexionar sobre la justicia, la moral y el sistema de nuestra sociedad.

Según el autor y director de la obra, Chema Cardeña, este proyecto nació hace dos años y tiene su origen en la propia Susan Atkins: “Ella es el punto de partida, ella me llevó a desarrollar el proyecto y a decidir que la obra podía hacer reflexionar al espectador sobre la justicia y la diferencia entre la justicia y la venganza”.

El espectáculo se pregunta si el Estado debe ceder ante asuntos como la compasión o la empatía hacia los condenados. Cuestiona si la redención de un crimen debe existir en función de las circunstancias del reo. Si la sociedad puede mezclar los sentimientos frente a las normas. Si el perdón debe concederse por encima de los artículos, las leyes y las condenas. Y si el propio Estado puede dejarse llevar por las emociones en casos particulares o si, por el contrario, debe permanecer firme ante todas estas cuestiones. ¿Puede la edad de un condenado ser atenuante? El pasado forma parte de la vida de cada uno y nuestras acciones tienen sus consecuencias.

Suscríbete a nuestra newsletter