Agua de duchas y lavabos regará el huerto escolar del CEIP Ciutat Fallera

El proyecto europeo GrowGreen desarrolla soluciones basadas en la naturaleza para reducir el impacto climático

El agua de lavabos y duchas que utilice profesorado y alumnado del CEIP Ciutat Fallera se reutilizará para regar el huerto escolar mediante un muro verde instalado en el colegio. Se trata de una de las acciones llevadas a cabo en Benicalap gracias al proyecto europeo GrowGreen, gestionado por el Ayuntamiento de València y Las Naves, y enmarcado en la iniciativa Més Verd Benicalap.

El diseño y construcción del ecosistema vertical corre a cargo del Centro Tecnológico Leitat, socio del proyecto y el funcionamiento será el siguiente: el agua gris procedente del colegio será filtrada por las plantas, ya que el agua recorrerá el sistema por gravedad disminuyendo en cada paso el contenido en materia orgánica para, finalmente, pasar por una etapa de desinfección y descargada, finalmente, al huerto adyacente. Para este jardín vertical se han utilizado romero rastrero, festuca azul, Amor de hombre, Trueno de Venus, ficus trepador, espliego y Hierba de San Juan.


Las aguas grises antes de regar el huerto se depuran en el jardín vertical que sirve como regulador climático del interior de las aulas


Este sistema permite la depuración de aguas grises del colegio para su reutilización como agua de irrigación de huertos y, además, contribuye a la disminución del consumo energético del edificio, ya que disminuye el efecto de la radiación solar sobre la pared del aula y regula su temperatura interior.

El objetivo de este proyecto es desarrollar y pilotar un sistema de tratamiento y regeneración de aguas grises mediante una combinación de tecnologías: la fitorremediación en un jardín vertical, la desalinización y la desinfección. Durante los dos años siguientes se llevará a cabo un seguimiento para evaluar el consumo de agua, el crecimiento, el mantenimiento y la reducción del impacto térmico, así como de la calidad del agua en varios puntos del proceso; y el ahorro de energía y CO2.


El jardín vertical mejora la calidad del aire y la estética urbana


Otras ventajas que aportará el jardín vertical son: mejora en la calidad del aire, adaptación al cambio climático, reducción de costes, aislamiento del ruido y mejora de la estética urbana y del estrés mental, mediante la integración de las ciudades en la naturaleza.

En GrowGreen participan también Manchester, Breslau (Polonia), Bujan (China), Zadar (Croacia), Brest y Módena. Tiene una duración de cinco años con una inversión de 3,8 millones de euros.

El objetivo es desarrollar soluciones basadas en la naturaleza para dar respuesta a los retos y necesidades de las ciudades en relación al cambio climático y la sostenibilidad. València participa en este proyecto a través del Ayuntamiento de València, el centro de innovación Las Naves y la Universitat Politècnica de València.

 

Suscríbete a nuestra newsletter