Datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal

Los valencianos necesitan 297 días de trabajo para pagar la deuda

La AIReF estima que el riesgo de sostenibilidad de la deuda pública de las comunidades autónomas “sigue siendo ligeramente alto"

Archivado en: 

Fuente: Airef

Todos los habitantes de las distintas comunidades autónomas tendrían que trabajar más de cien días para pagar la deuda pública de su región y sobrepasan las 300 jornadas los de Castilla-La Mancha, con 307, mientras que los valencianos llegan a 297, según el Observatorio de la deuda de la AIReF.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal estima que el riesgo de sostenibilidad de la deuda pública de las comunidades autónomas “sigue siendo ligeramente alto” y no prevé que, en conjunto, logre el nivel de referencia del 13 % antes de 2034.

Llega a esa apreciación sobre los días de trabajo por habitante para pagar la deuda al multiplicar por 365 la ratio de la deuda sobre el respectivo PIB regional. Tras los castellanomanchegos son los murcianos los que tendrían que trabajar más días, hasta los 295, dos menos que los valencianos.

Los que menos jornadas necesitan son los madrileños (145), por detrás de los vascos (159) y de los navarros (172). La AIReF alude a los mecanismos extraordinarios de financiación de 2012, que supusieron “un alivio considerable” en la carga de intereses de muchas comunidades.

Esa mejoría en las condiciones de financiación, junto a una evolución más favorable de los saldos presupuestarios, permite a muchas comunidades (en donde el riesgo de sostenibilidad no es muy alto) volver gradualmente a la financiación en el mercado de deuda.

Objetivo de deuda en 2050

Por otra parte, la AIRef calcula que España podría cumplir el objetivo europeo de deuda -situarla por debajo del 60 % del PIB- en 2050 si se mantiene la política monetaria expansiva y los tipos de interés, algo que no cree “prudente”. Según el observatorio de deuda publicado este lunes, este escenario sería capaz de mitigar la “dinámica explosiva” prevista para la década de los años treinta como resultado de un aumento del déficit del sistema de pensiones, que sería asumido por la administración central.

Sin embargo, la AIReF admite que “no es prudente” esperar que los tipos de interés se mantengan en los niveles actuales durante los próximos treinta años, de manera que un escenario más realista de estos llevaría la deuda al 87 % del PIB en 2050 y, en caso de que la política fiscal no se orientara a corregir el déficit estructural, al 133 % del PIB.

Además señala que la deuda pública española continúa en valores cercanos al 100 % del PIB -97,7 % del PIB en el tercer trimestre- a pesar del crecimiento económico y del abaratamiento del coste de la financiación, una tendencia que espera que continúe por la falta de corrección del déficit estructural. Por lo que respecta a las comunidades autónomas, la AIReF no espera que logren su nivel de referencia del 13 % hasta 2034. De acuerdo a sus cálculos, solo cuatro regiones bajarán de ese porcentaje en la próxima década.

Suscríbete a nuestra newsletter