50 empresas alicantinas abren sus instalaciones al turismo

Diputación y Cámara de Comercio impulsan un ambicioso programa de turismo industrial

Bajo el nombre Made in Costa Blanca la iniciativa supone, según Carlos Mazón, un ejemplo de colaboración público-privada pionero en España

Diputación y Cámara de Comercio impulsan un ambicioso programa de turismo industrial

(De dcha a izqda) Carlos Baño, Carlos Mazón y José Mancebo |E3

La Diputación y la Cámara de Comercio de Alicante han puesto en marcha un novedoso programa de turismo industrial que consiste en convertir las fábricas y empresas de los sectores más tradicionales de la provincia en atractivo turístico . Un total de 50 ofertas  y seis rutas temáticas han sido inicialmente seleccionadas para formar parte de este proyecto denominado Made in Costa Blanca enfocado, fundamentalmente, al turismo familiar de proximidad.

Esta iniciativa supone una oportunidad para contar lo mucho y bueno que se hace en la provincia de Alicante. Vamos a abrir las puertas de nuestras fábricas para darlo a conocer”, ha afirmado este jueves el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, durante la presentación de la campaña  promocional.  Mazón estuvo acompañado por el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Alicante, Carlos Baño y el gerente del Patronato de Turismo de la Costablanca, José Mancebo.

Un total de 160 empresas relacionadas con el calzado, el vino, el turrón, el segmento agroalimentario, las lonjas, las salinas o el textil se han mostrado interesadas en formar parte de la oferta. De ellas, 50 han obtenido inicialmente el distintivo de calidad que habilita su inclusión en las seis rutas temáticas que serán promocionadas por el Patronato de Turismo en ferias, redes sociales y otros canales de difusión.

Mazón ha destacado el doble efecto positivo que va a tener esta iniciativa sobre la economía alicantina. Por un lado, enriquece la oferta turística con nuevas propuestas desestacionalizadas y, por otro, supone un canal adicional de promoción comercial para las propias industrias ya que los turistas pueden ser futuros consumidores de sus productos. “La empresa gana en reputación, marca y confianza en el mercado”, ha subrayado el presidente de la institución provincial.

Apostar por el turismo industrial puede suponer, además, un revulsivo económico para muchos municipios. El vicepresidente de la Cámara de Comercio puso como ejemplo el caso de éxito de Agost, “ un pueblo casi muerto” tras el progresivo abandono de su artesanía, y que hoy se ha convertido en foco de atracción de numerosos visitantes gracias a la apertura de su Museo de Alfarería.

La Cámara de Comercio, además de haber servido de catalizador del interés de las empresas de la provincia por participar en el proyecto, llevará a cabo cursos de formación tendentes a facilitar la incorporación de nuevos productos turísticos que sumar a esta red de experiencias Made in Costa Blanca. También habrá cursos destinados a las empresas que ya forman parte de ella con el fin  de aumentar su calidad y llevarlas a un nivel de “excelencia“.

El destinatario final se enfoca, especialmente, a ciudadanos de la provincia, pero también al turista nacional de fin de semana o festivos  y que, según el director del Patronato de Turismo Costa Blanca están “ávidos de experiencias“. José Mancebo ha anunciado que la campaña promocional se prolongará durante un año.

Los asistentes a la presentación durante el visionado del spot promocional |E3

Rutas para todos los gustos

La suma de las seis rutas planteadas recogen la diversidad sectorial propia de la provincia de Alicante.  ‘Relatos de redes y olas’ engloba el segmento de salinas, lonjas y subastas, pesca, neveros, salazones, acuicultura y patrimonio marino, mientras que ‘Su majestad el paladar’ incluye las fábricas de chocolate, turrón y cervezas artesanales, las almazaras de aceite, las vides de bodegas o circuitos de cultivo de nísperos, alcachofas, granadas, dátiles y cerezas, así como de elaboración de miel, ñoras y pasas.

Siguiendo el rastro del turrón, la uva embolsada del Vinalopó, la fabricación de juguetes y muñecas, el calzado o las bebidas espirituosas se encuentra el apartado ‘Donde nace la Navidad’, al que complementa ‘De manos y corazones’ que recoge la confección de alfarería, cerámica, artesanía y palma blanca.

Para los turistas ávidos de tradiciones textiles, ‘No hay puntada sin hilo ni fibra’ es su propuesta idónea, con una simbiosis de productos de trajes de fiesta, molinos de papel, bolsos y cestos o alfombras. Finalmente, ‘La vida cotidiana’ refleja explotaciones de mármol y piedra, museos etnológicos o del ferrocarril, empresas de calzado y riuraus.

Suscríbete a nuestra newsletter