Presentación del libro "La revolución de las canas"

Repensando maneras de afrontar la longevidad y la ‘hucha’ de las pensiones

Los presidentes de Bankia y Mapfre animan a ahorrar como ejercicio de "responsabilidad" ante un escenario de mayor esperanza de vida

De izqda. a dcha., Iñaki Ortega, antonio Huertas, Goirigolzarri, Hortensia Roig y Sonia Valiente. | E3

“La revolución de las canas” es un libro que va por su sexta edición y aborda la longevidad y sus efectos socioeconómicos que se presentó ayer en La Marina de Empresas. Sin embargo, parte del protagonismo giró alrededor de la figura del presidente de Bankia José Ignacio Goirigolzarri y sus palabras tras una jornada complicada en la Bolsa.

De hecho, cuando la presentadora Sonia Valiente trasladó a la mesa -en la que también estaban Hortensia Roig, presidente de Edem; Antonio Huertas, presidente de Mapfre e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School- las prioridades que marcarían al gobierno, el presidente de Mapfre salió al paso y sentenció: “Sociedad digital, empleabilidad y pensiones”.

El diálogo se centró tanto en las oportunidades que los autores del libro entienden que da la ageingnomics como en la manera en la que los actuales trabajadores de más de y la sociedad en general debe afrontar la ‘jubilación’. En este punto, el presidente de Bankia afirmó que ante la situación en que se encuentra el sistema de pensiones en España lo mejor es ahorrar para tener asegurada una mejor calidad de vida al llegar la jubilación.

libro-revolucion-canas-ponentes

Goirigolzarri contrapuso el actual modelo español frente al alemán. “Son diferentes maneras de ahorrar por la vivienda. El 90 % de los españoles llega a la jubilación con una vivienda en contraposición a los alemanes que llegan con más liquidez y es que la vivienda es un ahorro de poca liquidez. Es un tema para darle una vuelta”, comentó el responsable de la entidad. Como alternativa puso sobre la mesa la hipoteca inversa, “aunque ahora, con los tipos de interés que hay, es difícil”. 

Tanto Huertas como Ortega expusieron la actual encrucijada en la que se encuentra el sistema de pensiones contributivas español debido al envejecimiento de la población y la falta de alternativas. “Lo que está en duda es la suficiencia del sistema”, precisó el presidente de Mapfre y coautor de la publicación. “Ya hay experiencias de éxito con soluciones para que la sociedad avance, pero -advirtió- las fases complementarias necesitan madurez. No podemos castigar el sistema”, como ocurrió en Chile.

Para Huertas, la clave está en lograr una “capacidad de mayor ahorro”, donde se realice un esfuerzo conjunto por parte del trabajador, las empresas y la administración. “Tenemos ahora una enorme oportunidad. Tenemos gobierno nuevo”. Además el presidente de Mapfre defendió el cambio de “condiciones diferentes de empleabilidad” para dar cabida a profesionales con una larga trayectoria que pueden aportar a las empresas.

Más trasversales con nuevos enfoques

La longevidad también va ligada a una prolongación de la vida laboral, pero en cualquier caso girando hacia nuevas figuras y hacia enfoques muy diferentes a los actuales. Goirigolzarri calificó de error ligar palabras como estudiante o emprendedor al calificativo de joven. “Se necesita un cambio de mentalidad. Nos autolimitamos. Tenemos que pensar que nuestra carrera es más larga y no tiene porque ser en un puesto de dirección. Tenemos que ser modestos”. 

Es precisamente con este cambio donde los autores sitúan las oportunidades. Estas nacen del aprovechamiento de la experiencia y también del aprendizaje constante. En este punto, Hortensia Roig incidió en varias ocasiones. Por un lado, la presidenta de Edem defendió que frente a que el “conocimiento se agota rápido“, hay que enseñar a “saber hacer y saber resolver problemas”. El libro define estos nuevos perfiles como polímatas, una especie de Leonardo Da Vinci, apuntó. El presidente de Bankia respaldó la idea y añadió una crítica abierta a las carreras muy especializadas (modelo anglosajón) y se mostró partidario de carreras más transversales, en las que se haga hincapié en la capacidad de aprendizaje de las personas.

Para finalizar, Ortega hizo varios apuntes sobre el libro y defendió los efectos positivos de la longevidad frente a los negativos. “Los 60 de hoy son los 40 y los 70, los 50. Quitémonos los perjuicios del envejecimiento”. “Hemos ganado un 20% a la vida”, indicó.

Suscríbete a nuestra newsletter