La CEV exige a las autoridades que se levante el bloqueo de la AP-7

El sector del transporte internacional estima en 500 millones las pérdidas globales que la acción de los independentistas ocasiona en la economía

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) considera necesaria la actuación de las autoridades españolas para que se levante con carácter inmediato el bloqueo en la AP-7 en la frontera con Francia que por segundo día consecutivo están causando colas kilométricas e impidiendo el paso del transporte de mercancías por carretera.

Cataluña es paso obligatorio para los empresarios del transporte y la logística de la Comunitat Valenciana, de modo que “el bloqueo de esta frontera, al igual que los vividos en las carreteras catalanas desde que se conociese la sentencia del procés, causa numerosos daños al sector y pone en peligro la exportación diaria de productos de esta Comunidad al resto de Europa”, señala la patronal en un comunicado.

Por ello, la CEV solicita que se tomen las medidas pertinentes para garantizar el orden público y la libre circulación de personas y mercancías y puede restablecerse la actividad de un sector estratégico para la economía.

Por su parte, la Asociación del Transporte Internacional por carretera (Astic) calcula que las jornadas de bloqueo de la AP 7 en los pasos fronterizos de La Junquera y Le Perthus han causado más de 100 millones de euros de pérdidas por facturación y cargas, rotura de rutas logísticas y daño comercial a los clientes.


500 millones de pérdidas en la economía por el bloqueo de la frontera


En un comunicado, el director general de Astic, Ramón Valdivia, ha hecho hincapié este martes en que “el perjuicio a las empresas de transporte tiene un efecto multiplicador en el resto de sectores productivos que han resultado afectados, con una estimación de más de 500 millones de euros en total de pérdidas”.

Desde la asociación han criticado “la falta de prevención y la inacción de las autoridades españolas” en el corte fronterizo.

De acuerdo con sus datos, más del 70 % de las exportaciones españolas se producen por “los dos únicos pasos fronterizos al resto de Europa, ubicados en Gerona y Guipúzcoa”, a su juicio “insuficientes” e incluso poco fiables.

Por ello, reclama desde hace años el paso central de los Pirineos en Huesca como una tercera vía hacia Europa, como forma de “garantizar el desarrollo económico del país”.

El presidente de Astic, Marcos Basante, ha insistido por su parte en que “es competencia de los Estados español y francés garantizar que este tipo de ataques no alcancen sus fines y garantizar la libre circulación de personas y mercancías”, informa Efe.


Fenadismer acusa de connivencia a los manifestantes y el gobierno catalán


El presidente de la organización de pymes de transporte por carretera, Fenadismer, Julio Villaescusa, ha recalcado que mientras los franceses están “haciendo algo” para desbloquear el paso fronterizo de la autopista AP7, “en este lado no se está haciendo absolutamente nada”.

Villaescusa ha explicado que es “evidente que hay una connivencia” con los manifestantes que bloquean el eje viario europeo formado por las autopistas A9 y la AP7 a su paso por la Jonquera (Girona), “con un Gobierno catalán que no ha actuado conociendo que esta situación se iba a producir”.

Villaescusa ha considerado que en Europa no entienden esta situación y que para ellos es algo inaudito y les sorprende que “no se hayan tomado medidas”.

Suscríbete a nuestra newsletter