Santiago Salvador, presidente de Fepeval

“El Congreso es el instrumento para comunicar la nueva ley de áreas industriales”

Fepeval ha organizado el 20 de noviembre un congreso donde ponentes de todo el Estado español expondrán buenas prácticas en la gestión de polígonos

Archivado en: 

Santiago Salvador es presidente de Fepeval y de Asivalco (Fuente del Jarro) | Imagen: PBM Comunicación

– El próximo 20 de noviembre Fepeval organiza en la Escuela de Negocios Lluís Vives de Cámara Valencia el Congreso de Áreas Empresariales. ¿Cuáles son los objetivos de dicho evento?

El objetivo principal está en establecer un punto de comunicación y lanzamiento de la Ley 14/2018 de Gestión y Modernización y Promoción de las Áreas Industriales de la Comunidad Valenciana para que sea conocida tanto por las áreas empresariales que puedan estar interesadas en convertirse en Entidades de Gestión y Modernización (EGM) así como por los ayuntamientos. Esta ley establece una colaboración público-privada entre el ayuntamiento y el área empresarial. De hecho, se trata de un nuevo paradigma de gestión de áreas industriales y debe ser conocida tanto por las empresas como por los ayuntamientos.

Además, es el mayor evento sobre áreas industriales que se hace en la Comunitat Valenciana desde el congreso que organizamos en 2014. Por ello, es muy importante que asistan los dos actores implicados: las empresas que forman parte de las áreas industriales y los ayuntamientos, mancomunidades y diputaciones.

– ¿Qué otros temas se tratarán en el Congreso además de la nueva ley?

El punto estrella, que ya hemos comentado, está en animar a las empresas y ayuntamientos a poner en marcha la EGM. El segundo eje central consistirá en divulgar las herramientas de gestión de áreas industriales como planes de seguridad integral o compartir con otros compañeros de zonas industriales del resto del Estado español buenas prácticas y experiencias.

– ¿Con qué apoyo institucional cuentan para desarrollar este evento?

El Congreso lo llevamos a cabo gracias a una línea nominativa aprobada por Les Corts Valencianes el año pasado, en concreto, gracias a la Comisión de Industria y esta se vertebra a través del Ivace.

– ¿Para que funcione la EGM es necesaria la colaboración público-privada?

Sí, efectivamente. Es el objetivo máximo porque, para desarrollar esta ley nos hemos basado en los casos de éxito existentes ya en la Comunitat Valenciana y estos están asentados en una muy buena colaboración público-privada.

– ¿Por qué es tan importante que los polígonos se constituyan en EGM?

El problema más habitual con el que nos estamos encontrando es que las empresas se constituyen como asociaciones voluntarias y suelen cumplir las reglas que se imponen una pequeña parte de las empresas que conforman el área industrial. Por ejemplo, el coste que supone la seguridad  del área empresarial no puede asumirla solo una pequeña parte de las empresas ubicadas en la zona. Por ello, es fundamental que se conviertan en EGM para que todos se beneficien de los servicios que engloba la colaboración público-privada.

Quería hacer hincapié también en que el área empresarial es un ente complejo por lo que su gestión no puede caer solo en manos de las empresas o solo en los ayuntamientos y la EGM es lo que hace que funcione. Lo que hay ahora es un modelo que no funciona.

Otra gran ventaja de la EGM es que el ayuntamiento tendría un solo interlocutor por área empresarial. Con lo cual, la comunicación es mucho más fluida y la solución de los problemas es mucho más rápida.

– ¿Cuáles son las mayores dificultades que se están encontrando los polígonos de la Comunitat Valenciana para constituirse en EGM?

La propia ley en algunas cuestiones es bastante compleja. Por ejemplo, es necesario la aprobación efectiva del 51% de las personas titulares de derechos de una nave en un polígono.  Esto es muy difícil de conseguir y todos no están de acuerdo. Hay que explicarles que la EGM es la mejor fórmula para que el área industrial prospere. Es necesario hacer una gran labor divulgativa, de ahí que celebremos este Congreso porque conseguir esa mayoría es muy difícil.

De todas formas, creo también que la mayor dificultad es el desconocimiento de lo que supone la ley. En aquellas áreas donde ya existe una organización establecida ya sea como comunidad de propietarios o como entidades de gestión no hay ningún problema porque todos asumen cuál es su papel. El problema está en aquellos polígonos que están constituidos como asociaciones voluntarias o incluso que no hay ningún tipo de relación establecida y que corresponde al 90% de las cerca de 740 polígonos que hay en la Comunitat Valenciana.

Otra cuestión importante en la que estamos trabajando desde Fepeval son los planes de seguridad integral. Cuando ocurre un accidente, un incendio, etc., los bomberos se desplazan al área industrial y no saben lo que se van a encontrar y esto les lleva a tomar todas las precauciones necesarias. Nuestro objetivo es que los bomberos conozcan de antemano dónde están los puntos con mayor riesgo en los polígonos y las empresas. Contar con esta información les permitiría actuar con una mayor rapidez y serían mucho más efectivos. En definitiva, nuestro objetivo es que los bomberos tengan el mapa de riesgos de cada empresa. Otra cuestión importante es coordinar la evacuación del polígono de los trabajadores.

Desde Fepeval también ayudamos a los ayuntamientos a conocer su propio polígono realizando una radiografía del mismo y estableciendo cuáles son las inversiones que es necesario acometer. Es importante destacar que en estas inversiones se tenga en cuenta la clasificación de áreas industriales que se prevé en la ley ya que establece una especie de guía de polígonos de la Comunitat Valenciana en función de sus infraestructuras y servicios.

– Los ayuntamientos reclaman también ayudas para acometer todo este tipo de inversiones.

Efectivamente, de hecho hemos de agradecer que desde que se incorporó el president Ximo Puig a la presidencia de la Generalitat y Rafa Climent a la Conselleria de Economía Sostenible ha sido la primera vez que se han dedicado una serie de partidas económicas a las áreas industriales. Esperamos también que estas continúen los próximos años porque todavía falta mucho por hacer en muchas áreas industriales.

– Hasta el momento, ¿cuántos polígonos se han constituido ya en EGM? ¿y cuántos lo harán en breve?

Ninguno hasta la fecha porque el proceso de puesta en marcha requiere un proceso de colaboración total tanto de las empresas que tienen que estar totalmente informadas y por los ayuntamientos, que tiene que aprobarlo el pleno. Con lo cual, es necesario explicárselo a todo el arco municipal y a los técnicos afectados por esta cuestión.

En definitiva, se trata de un nuevo paradigma que tiene un proceso farragoso y complejo y que requiere mucha pedagogía. Por eso hacemos este congreso.

Igualmente, la EGM no impone nada, se trata de un acuerdo pactado entre el ayuntamiento y el área industrial. Este tiene una validez de 20 años prorrogable y el Ayuntamiento forma parte de ella sin voz y sin voto. Sin embargo, sí tiene una función fiscalizadora e incluso puede disolver la EGM si no cumple sus fines fundacionales.

– ¿Cuántos polígonos podrían hacer de tractores de los demás en breve?

En la Comunitat Valenciana hay una docena de áreas empresariales que están dando grandes pasos para convertirse en EGM y esperamos que algunas se constituyan a finales de este otoño. De hecho, algunas de ellas son entidades urbanísticas de gestión que se van a transformar en EGM.


“El área empresarial es un ente complejo por lo que su gestión no puede caer solo en manos de las empresas o solo en los ayuntamientos y la EGM es lo que hace que funcione. Lo que hay ahora es un modelo que no funciona”


De todas formas, nuestro deseo sería que el próximo 2020 haya hasta siete EGM en marcha que ejercerán de tractoras del resto.

– En estos momentos, en la Conselleria de Economía Sostenible están trabajando en el desarrollo del reglamento de las EGM. ¿Qué sabemos de esta cuestión? La Conselleria se había comprometido a presentarlo a finales de año. ¿Ha recogido la opinión de Fepeval?

Hemos colaborado activamente con la Conselleria de Economía Sostenible. Además, desde hace unos meses ingresamos en la CEV como Fepeval y desde ese momento estamos colaborando desde este ámbito también con la Conselleria ya que todos juntos aportamos mucho más.

Además, desde Fepeval estamos muy contentos porque nuestras aportaciones sobre enmiendas a ese reglamento se están teniendo en cuenta en su mayoría.

Ya hemos visto el borrador y ya ha pasado por el Consejo Jurídico Consultivo y esperamos que estará listo para finales de año o comienzos de 2020.

Otro aspecto tan importante como el reglamento son las enmiendas a la ley ya que es necesario hacer algunos ajustes para favorecer la creación de EGM y estas se aprobarán en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2020.

– ¿Qué enmiendas quieren incorporar a la ley?

Nos gustaría que se admitieran otros coeficientes de participación de las empresas que no sea el valor catastral, por ejemplo, el de superficie.

Los polígonos empresariales que ya tienen alguna forma de funcionamiento que tengan un tránsito fácil a EGM, que no tengan que empezar de nuevo.

En definitiva, hemos intentado que se “puliera” un poco la ley para facilitar la creación de EGM.

¿El Congreso facilitará que otras áreas industriales de otras comunidades autónomas reclamen la ley a sus comunidades y se constituyan como EGM?

Por supuesto, de hecho, la Región de Murcia sacó una ley semejante a la valenciana y hay otras comunidades que están siguiendo la evolución de esta nueva ley porque la quieren implantar en sus territorios.

En concreto, hemos establecido un convenio de colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para que nos ayuden a transmitir la importancia de la colaboración público privada.

Teniendo en cuenta que el pasado domingo que hubo elecciones. ¿Qué le piden a los nuevos gobernantes?

Igual que “Teruel existe”, el “área industrial también existe”. Les pedimos que gobiernen, que lleguen a acuerdos sensatos porque las circunstancias están empeorando y no puede continuar esta parálisis durante mucho más tiempo. De hecho, ya se ve cierta desaceleración en algunos sectores.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter