Tijeretazo municipal a los apartamentos turísticos de Ciutat Vella

El plan propuesto pasa ahora a la Consellería de Obras Públicas quien se encargará de la aprobación definitiva, si procede

Archivado en: 

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de València ha aprobado este lunes provisionalmente el Plan Especial de Protección (PEP) de Ciutat Vella, cuyo fin es proteger el carácter residencial de los más de 2.250 inmuebles que configuran el área de predominancia residencial y unificar la normativa aplicable en el centro histórico.

Así lo ha señalado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, al término de la reunión de la comisión de Urbanismo en la que se ha dado luz verde a este proyecto, que ahora analizará la Conselleria de Obras Públicas para su aprobación definitiva.

El PEP de Ciutat Vella, en el que se trabaja desde julio de 2018, tiene como retos “el mantenimiento del tejido residencial y la recuperación de la población, limitando para ello la tercialización del distrito y el avance de los apartamentos turísticos, ha indicado Gómez, quien ha recordado que se suspendieron las licencias hasta la aprobación definitiva del plan.


El ayuntamiento de València da preferencia al uso residencial del centro histórico y corta el auge de los apartamentos turísticos


Según ha destacado, el proyecto “protege el uso residencial de la mayoría de edificios del centro histórico”, excepto en el barrio de Sant Francesc, y especifica que para edificios de tipología no residencial, palaciega, señorial o singular se contempla la posibilidad del uso comercial, de oficinas u hostelero, “pero nunca de apartamentos y siembre bajo la autorización de la Comisión Municipal de Patrimonio”.

Tras someter el plan a una segunda exposición, se han introducido cambios que “ayudan a definir mejor los ámbitos de actuación” del plan, ha explicado Gómez, y así se ha ampliado el ámbito de Predominancia Residencial del área de calificación residencial, que ahora irá desde la zona de Intramurs del barrio de Seu de Xerea hasta la calle la Paz.

También se incluyen las viviendas que se encuentran entre la Avenida del Oeste y San Vicente y las calles Adressadors y Gravador Selma, incluyendo la propia avenida, según un comunicado del Consistorio.


También se protege el comercio tradicional y los establecimientos emblemáticos


Asimismo, se ha extendido el ámbito de Predominancia del Comercio Tradicional y Establecimientos Emblemáticos, que ahora incluirán como nuevos ejes comerciales tradicionales las calles Navellos, Micalet y las Plazas de la Virgen y de la Reina.

Además, para mantener un equilibrio entre el uso residencial y el resto de usos no residenciales, se ha delimitado que la superficie construida de locales no residenciales no podrá ser superior al 50 % del total de la superficie construida del edificio.

En tercer lugar, se ha implantado un régimen transitorio para las viviendas turísticas ocasionales (las que se pueden alquilar hasta 60 días al año) y se ha establecido que, hasta que no se adopte una ordenanza que establezca los mecanismos de control y sanción, esta modalidad de apartamento turístico no será compatible.

Esta última versión provisional del Plan Especial de Protección de Ciutat Vella es la que se ha aprobado y la que pasa ahora a manos de la Conselleria, con el fin de que sea admitida y pueda ponerse en marcha y dar así protección a los inmuebles de la zona.

Suscríbete a nuestra newsletter