Los productos agroalimentarios valencianos quedan protegidos en China

El acuerdo entrará en vigar a finales del año próximo y protegerá los productos de falsificaciones

Una parte importante de los productos agroalimentarios valencianos gozarán de protección en el mercado chino tras el acuedo firmado entre la UE y el gigante asiático. Este acuerdo progege 100 indicaciones geográficas, de las que 12 son españolas, que dentro de cuatro años serán 36.

Las indicaciones protegidas valencianas afectan a los cítricos, turrones de Jijona y Alicante; vinos de Utiel-Requena y Alicante, además del cava.

El ministro ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, ha manifestado que se trata de “un paso adelante muy importante en la protección de nuestras declaraciones de calidad, en un mercado tan importante como es China”, ha manifestado el ministro.

Este acuerdo bilateral implica la protección contra imitaciones y usurpación de 100 indicaciones en China, para alimentos y bebidas con denominaciones de origen o indicaciones geográficas protegidas (IGP). Entre ese centenar se encuentran 8 de vinos (las denominaciones de origen Rioja, Cava, Catalunya, La Mancha, Valdepeñas, Jerez, Navarra y Valencia), 2 de aceite de oliva (las denominaciones de origen protegidas Sierra Mágina (Jaén) y Priego de Córdoba (Córdoba), 1 de espirituosas (la indicación geográfica protegida Brandy de Jerez) y 1 de quesos (la denominación de origen Queso Manchego).

El acuerdo entrará en vigor a finales del año próximo, una vez ratificado por el Parlamento Europeo y el consejo de ministros de la UE.

Planas ha remarcado el gran potencial que supone el mercado chino para el sector agroalimentario, en un momento en que es crucial abrir mercados. El desarrollo económico, el desarrollo urbano y el crecimiento, sobre todo, de la clase media en China han supuesto un cambio en la demanda de alimentos del país asiático.

Por otro lado, el ministro ha hecho hincapié en el valor añadido de los alimentos con indicaciones geográficas, sobre todo, para el medio rural, ya que las figuras de calidad diferenciada, que están presentes en todo el territorio español, se erigen como un elemento clave en las políticas de desarrollo y sostenibilidad de los tejidos rurales.

Otros productos españoles que quedan bajo protección son los aceites, jamones de Teruel, azafrán, jamón y paleta ibéricos de Guijuelo, jamón de la dehesa de Extremadura; vinos de Ribera del Duero y Bierzo; vinos de Málaga, manzanilla de Sanlúcar, brandy de Jerez y hasta pacharán navarro, entre otros alimentos y bebidas.

Suscríbete a nuestra newsletter