Embarcación del tipo “seacleaner port”

Autoridad Portuaria de Alicante renueva el contrato de limpieza de agua a Gestaser

La empresa alicantina han recogido más de 10 toneladas de basura flotante, de las cuales el 70 % corresponden a envases de plástico

Embarcación tipo pelícano para la recogida de residuos flotantes| E3

La Autoridad Portuaria de Alicante ha renovado el contrato de limpieza de la lámina de agua y recogida de residuos flotantes y semiflotantes en el puerto, a la empresa alicantina Gestaser. El contrato se ejecutará en los próximos dos años, prorrogables por otros tres, y contará con más servicios de limpieza que el anterior, a pesar de haber rebajado su presupuesto en casi un 9 %.

Este ajuste ha sido posible por la optimización de los horarios, que se han adecuado a las estadísticas generadas por la División de Mantenimiento de la APA durante los últimos años. Gracias a estas estadísticas sabemos que, en el último año, se han recogido más de 10 toneladas de basura flotante, de las cuales el 70 % corresponden a envases de plástico.

Además de la ya conocida embarcación del tipo “seacleaner port”, a la que se le han realizado diversas mejoras, el servicio cuenta con diferentes medios como barreras de contención de hidrocarburos o absorbente de aceites. La gestión de los servicios se ha mejorado para aumentar su cadencia en la época estival, que contará con servicios de tarde, o para los fines de semana, reforzando los festivos importantes, como los de Hogueras o Carnavales.


Se estima que la inmensa mayoría de los residuos que se recogen en el agua son arrojados deliberadamente al mar


Es precisamente a la mañana siguiente a esos festivos, o de las noches del viernes y sábado, cuando más residuos aparecen flotando en el agua. Botellas, envases y vasos de plástico, y hasta papeleras arrancadas, son los objetos con que se encuentran los visitantes más madrugadores, en el espejo de agua del puerto.

La empresa concesionaria del servicio se hará cargo de la recogida de esos residuos, poniendo especial atención a las zonas más cercanas a los locales de ambiente nocturnos que, por desgracia, es la que más sufre la falta de civismo de algunos usuarios.

Se estima que la inmensa mayoría de los residuos que se recogen en el agua son arrojados deliberadamente al mar, o fuera de las papeleras habilitadas al efecto, por lo que acaban siendo arrastrados por el viento, y terminan depositados en el agua.

Suscríbete a nuestra newsletter