Ineca alerta de la incapacidad crónica de Alicante para retener talento

Ineca alerta de la incapacidad crónica de Alicante para retener talento

Acabar con la “incapacidad crónica para retener talento”, es uno de los retos que la provincia de Alicante ha de afrontar en un escenario en el que los síntomas de la desaceleración empiezan a manifestarse en ámbitos clave como la exportación, la creación de empresas o la tasa de paro que, aunque sigue descendiendo, lo hace con menor intensidad que la media nacional y se mantiene en cifras “todavía muy abultadas”. Es uno de los aspectos que recoge el informe de coyuntura económica del segundo trimestre de 2019 presentado hoy por Ineca.

El análisis monográfico que acompaña a los informes ha estado centrado en esta ocasión en el estudio sobre la capacidad de la provincia de Alicante para captar y conservar el talento como pilar fundamental en materia de competitividad empresarial. Según ha destacado el presidente de Ineca, Rafael Ballester, Alicante es la tercera provincia de España – tras Cádiz y Toledo- en cuanto al saldo negativo resultante entre los que llegan a trabajar a la provincia y los que se marchan a otras áreas geográficas. “Somos una provincia emisora de trabajadores. En la actualidad, el saldo negativo de trabajadores asciende a más de 40.000 personas, superior incluso a los años de la crisis”, subrayó.

Asimismo, el saldo de los puestos de mayor responsabilidad dentro de las empresas -como son directores, técnicos y profesionales científicos e intelectuales- presentan una clara tendencia a la baja. Solo en este ámbito salieron de Alicante en los últimos cuatro años 12.072 trabajadores frente a los 4.741 que entraron. “Esta realidad parece decirnos que la provincia de Alicante puede carecer de atractivo para retener el talento de los puestos más cualificados”, ha asegurado. Por el contrario, Madrid, Barcelona, Valencia, Baleares y Sevilla son las principales provincias receptoras.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Los sueldos de los empleados y la duración de la jornada laboral tienen, según el director de Ineca, un “peso específico” en esta cuestión. La hora trabajada en la provincia se remunera en torno a 9 euros, lo que sitúa Alicante en el puesto 40 a nivel nacional. No obstante, como ha apuntado Francisco Llopis, director de estudios de Ineca, hay que tener en cuenta el coste de la vida y no solo el salario. Con esta variable,  Alicante mejora posiciones y se equipara a otros destinos que tradicionalmente ofrecen mejores sueldos como Barcelona, Guipuzcoa o Valencia.

En opinión LLopis, dado que en la provincia mejorar los salarios “es complicado” si no se generan empresas con productos de más valor añadido, desde Ineca recomiendan desarrollar “otros atractivos” de carácter profesional, cultural, y en materia de alojamiento, ocio o movilidad. “Más que captar talento deberíamos retener el que ya tenemos”, ha sugerido.

Alicante aún crece pero menos

Los síntomas globales de desaceleración están teniendo su réplica en la provincia de Alicante, según el último informe del instituto alicantino de estudios económicos. El número de nuevas sociedades mercantiles descendió en el segundo trimestre del año un 10,3% con respecto al mismo periodo de 2018 y las empresas disueltas aumentaron un 25,5%. En el acumulado, Alicante anota un crecimiento en el cierre de sociedades ligeramente superior al dato nacional.

Asimismo, el paro sigue descendiendo, pero de manera menos intensa que la media española. Además, la tasa según la EPA alcanza el 14,71%, un porcentaje todavía elevado a pesar de ser el dato más bajo desde finales del 2018. En Alicante, la reducción relativa fue del 3,5% frente al 4,5% de media a nivel nacional. La ralentización del ritmo de descenso es común en todas las comarcas de la provincia y, según Francisco Llopis, “si no cambia nada, dentro de un año apenas se crearán puestos de trabajo”.

El dato positivo lo aportan, según el análisis de Ineca, las afiliaciones a la Seguridad Social. El incremento de cotizantes al régimen general se mantiene y, de hecho, el mes de junio registró la cifra más elevada del presente siglo. Asimismo, el número de autónomos también aumentó y alcanzó la segunda mejor cifra del siglo, aunque se aprecia cierto trasvase de afiliados del régimen general al de autónomos.

Respecto a las exportaciones, prácticamente repiten las cifras del 2018 mientras que las de España siguen creciendo. En el acumulado del año, la provincia solo alcanza el 1,87% de las ventas nacionales al exterior y ocupa la posición 19. Por el contrario, las importaciones han subido un 9,7% -frente al 1,6% de aumento en el conjunto de España- con la particularidad de que se compra fuera un producto tan tradicional para la provincia como es el calzado.

Asimismo, las operaciones de compraventa de vivienda se reduce un 4,7%  en el acumulado del año y las transmitidas a extranjeros recoge la misma tendencia.

Las pernoctaciones de turistas internacionales también han descendido un 5,1%, aunque se mantiene  la recuperación de los residentes en España.

Compromiso público

Frente a este escenario, el presidente de Ineca cree imprescindible trabajar en la línea de la consolidación de la industria tradicional y, al mismo tiempo, “la generación de un ecosistema digital que puede ser único a poco que empujemos todos en la misma dirección”.

En este sentido, Ballester ha señalado la necesidad de un compromiso público para sacar adelante proyectos prioritarios como la ampliación de Elche Parque Empresarial y el cinturón industrial de Alicante, la expansión de los Parques Científicos de Alicante y Elche, los Destinos Turísticos Inteligentes en nuestro litoral sur y norte, Distrito Digital y acciones complementarias como Alicante Futura, el Plan Estratégico del Puerto, los accesos al Aeropuerto de Alicante-Elche, la llegada del Corredor Mediterráneo, la búsqueda de una solución definitiva al problema del agua y los planes estratégicos industriales del Corredor del Vinalopó y el eje de La Foia, Alcoiá y Comtat.

Junto a ello, ha añadido, se ha de crear un espacio “donde la tecnología acompañe la mejora del nivel de vida con empresas solventes y productivas, y salarios dignos que nos permitan captar y retener talento. Sin estas premisas será complicado convertir a la provincia de Alicante en un territorio competitivo”.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.