Caixa Ontinyent cumple 135 años al servicio de las comarcas centrales

La actividad de la entidad supone una barrera a la despoblación financiando a empresas, familias y desarrollando una importante obra social y formativa

Archivado en: 

Sede central de Caixa Ontinyent

Caixa Ontinyent acaba de cumplir 135 años. Nació para contribuir al bienestar de su gente y de su territorio, y hoy es la única caja de ahorros valenciana y un motor económico y financiero para sus comarcas centrales.

A lo largo de su historia, ha facilitado el acceso al crédito a familias, pymes y autónomos propiciando una actividad económica recurrente y pujante en su zona. De hecho, en los últimos 10 años ha financiado operaciones por 661 millones de euros, de los que 334 millones de euros se han destinado a vivienda, posibilitando el acceso de las famillias, y otros 191 a actividades productivas, mejorando la infraestructura y la capacidad económica de las comarcas centrales valencianas.

Caixa Ontinyent revierte sus beneficios a la sociedad en forma de obras sociales, equivalente a la parte que otras entidades destinarían a retribuir a sus propietarios. Una labor social que ha permitido, por un lado, mejorar la calidad de vida de las personas, y, por otro, contribuir a la vertebración de su zona y evitar la despoblación.

En los últimos 10 años, Caixa Ontinyent ha destinado 13 millones de euros a obras sociales. La entidad dispone de 23 centros en funcionamiento en 11 localidades, con 220 puestos de trabajo directo, desarrolla anualmente más de 300 actividades, colabora con más de 300 colectivos y beneficia a 278.000 personas.

Educación financiera
Caixa Ontinyent desarrolla, a través de su Fundación, un innovador programa de educación “Finança’t” para contribuir a la mejora de los conocimientos financieros en nuestra zona cuyo nivel, tal como reveló un reciente estudio, se encuentran por debajo de la media valenciana y de la española que, a su vez, se encuentran por debajo de la media internacional.

“Finança’t” es un programa trascendente por la importancia actual de disponer de una cultura financiera básica, esencial para el progreso y el crecimiento inclusivo y económico, especialmente en dos sentidos: la comprensión del valor y el uso del dinero y del ahorro, y el entendimiento de la importancia de la planificación de las decisiones económicas. Todas las personas, en cada momento de nuestra vida y prácticamente cada día, nos enfrentamos a decisiones que influirán en nuestras finanzas y, por tanto, en nuestro futuro y en nuestro bienestar.

Desde su puesta en marcha en octubre de 2016, el programa ha sido utilizado por 24.445 personas, 23.473 a través de la web y redes sociales, y 972 en cursos, talleres y conferencias presenciales.

Digitalización y futuro
La entidad está inmersa, además, en un proceso de digitalización y mantiene el compromiso de evolucionar, mejorar y ampliar los servicios de los que pueden disfrutar sus clientes, ofreciendo una mayor comodidad y accesibilidad.

Así, en los últimos meses se han puesto en marcha diversos proyectos que sitúan a la entidad en la vanguardia de los servicios digitales: una nueva banca electrónica, un nuevo portal de valores, la renovación de los cajeros electrónicos con una ampliación de su operatoria, renovación tecnológica interna, el reciente lanzamiento de la nueva APP y el pago a través de dispositivos móviles.

2020 puede ser punto de inflexión en este sentido, ya que se espera que los clientes puedan operar, en las mismas condiciones, tanto a través de la web como a través de sus oficinas.

Un proyecto ilusionante
Antonio Carbonell, presidente de Caixa Ontinyen, ha destacado especialmente la ilusión que se regenera continuamente en torno al proyecto, especialmente porque aúna la acción económica de una empresa, el impulso financiero al tejido económico de las comarcas centrales, el acceso de las familias a servicios financieros de proximidad, y una acción social muy directa a través de la Obra Social y del programa de educación financiera.

“Para ello contamos con la confianza de nuestros clientes porque, en definitiva, son ellos quienes deciden el modelo de banca que prefieren; y, por supuesto, con la dedicación de nuestros órganos de gobierno y la profesionalidad de nuestro personal. El mejor equipo, sin duda”, asegura Carbonell.

Suscríbete a nuestra newsletter