Entrevista

Mar Gómiz (Poética 2.0): “Ponemos la tecnología al servicio de la literatura”

"La poesía siempre ha sido un género dificultoso para profesores y alumnos. Con esta aplicación, se pretende acercar a los alumnos"

Archivado en: 

Mar Gómiz explica el funcionamiento de Poética 2.0 a los alumnos de la Universidad Europea. | E3

Poética 2.0 fue una idea de los periodistas Mar Gómiz y Ángel Salguero, hace cinco años mientras manejaban una tablet. “A los dos nos gusta mucho la literatura en general y la poesía en particular” – cuenta Mar–  “y con la tablet en la mano se nos ocurrió que estaría genial difundir por esa vía la poesía española”. Así de fácil, como una visita de las (ciber) musas. Pronto contaron con la colaboración de destacados escritores e intérpretes, y la app Poética 2.0 se convirtió en una nueva forma de disfrutar la poesía en toda su extensión: escrita y escuchada, por puro placer. Ofrece un menú de actores y de antologías poéticas, y cuando se elige un poema, se puede ver el vídeo a la vez que se sigue el texto.

Recientemente, presentaron la app en Las Naves porque entendieron que tenían entre manos una herramienta para ayudar a los docentes a explicar mejor el hecho poético en sus clases de literatura. Poética 2.0 ha producido hasta ahora ocho apps que incluyen antologías de Poesía Clásica española desde la Edad Media al Siglo XIX, Poesía Valenciana y Poesía Balear, entre otras. Mar Gómiz asegura que la poesía “siempre ha sido un género dificultoso para profesores y alumnos. Con esta aplicación, que se puede ver en los ordenadores de la escuela o en las tabletas, se pretende acercar la poesía a los alumnos” mediante el lenguaje audiovisual. Este curso han empezado su implantación en diferentes centros educativos -una docena ya, lo que no está nada mal para comenzar-, así que decidimos charlar con su cofundadora para que nos describa al detalle en qué consiste y qué beneficios aporta su creación a la pedagogía literaria.

-¿Cómo surgió todo?

-Este proyecto lo creamos un grupo de periodistas, especialmente Ángel Salguero y yo. Él ha sido redactor y yo he trabajado en medios audiovisuales, también he hecho cortometrajes y montajes para teatro. Ángel es más aficionado a las nuevas tecnologías, fue la primera persona que vi con una tablet. Por mi parte, en mis últimos años en radio, me encargaba de las secciones de cine y teatro, por lo que siempre he estado en contacto con actores. En principio, era fácil acceder a los que había conocido a lo largo de mi carrera periodística. Y pude hacerlo con los mejores, como se puede ver en nuestra web, tanto valencianos como españoles.

Poética

Captura de pantalla de la app Poética 2.0 con los actores que recitan los poemas de Lorca. | E3

-La idea es muy original, sobre todo si nos vamos cinco años atrás. ¿Cómo la recibieron, no les sonaba marciano?

-Qué va, realmente, cuando nos decidimos a crear apps de poesía que se puedan ver en tablets, nuestra primera idea fue dedicar una Lorca. Nos pusimos en contacto con actores que habían interpretado obras suyas, y estaban encantados. Cuando empezamos a dar forma al proyecto, nos dimos cuenta que las apps tenían que ir acompañadas de una web y de otros contenidos que la complementasen, como nuestra tienda online. El siguiente paso lo dimos cuando, al dar a conocer el proyecto, mucha gente nos decía que ellos no tenían tablet, ni todos los profesores ni todos los estudiantes. Había que acceder también a través de los demás dispositivos.

Nuestra primera finalidad fue directamente pasarlo bien, disfrutar. Después, con algunos amigos nuestros que son profesores, empezamos a analizar lo que teníamos y dijimos “vaya, para el ámbito educativo puede ir genial”. Hemos escuchado mucho, y mucha gente ha aportado a lo largo de todo este tiempo.

-Cuando conocí vuestro proyecto, entendí que la tecnología era el puente perfecto para acercar la poesía a la juventud.

-Eso es lo que estamos haciendo, poner la tecnología al servicio de la literatura. A todos los actores, actrices o poetas, incluso catedráticos, a cualquier persona que se ha sentado con nosotros, les hemos preguntado qué les parecía. Luis García Montero, que grabó sus poemas, fue quien nos comentó que está muy bien que la tecnología se ponga al servicio de la poesía para acercárnosla. Realmente, estamos desempolvando unos textos y poniéndolos en las manos de la gente. Todos vivimos con una pantalla cerca, y pretendemos que las personas “tropiecen” con nuestras apps, y que a raíz de eso, que los usuarios digitales se conviertan en lectores.

-Ya se sabe que la digitalización lo está alcanzando todo, y no se libra ni la poesía…

-Y fíjate, la poesía es perfecta. Es corta, es directa…La tecnología nos permite recuperar la figura del trovador, porque originalmente la poesía no estaba escrita, no se leía. Eran historias y leyendas que se transmitían de forma oral, y tenían que rimar para que fuera más fácil recordarlas y transmitirlas de generación en generación.

-De hecho, los grandes maestros siempre dicen que la poesía es para leer en voz alta y no en silencio.

-Claro, aunque pensamos que puede tener todos los momentos, como ese momento íntimo en que apetece leer un poema para ti, aunque también es muy interesante escuchar a alguien interpretando. Es muy importante la manera en que llega un poema. Hemos comprobado que la poesía es el área de la literatura que más suele costar a los profesores abordar, por eso suelen dejarla para el final, o leen algún poema quizá no siempre de manera afortunada, porque no es nada fácil.

-Además, las clases tradicionales en realidad crean pocos aficionados a la literatura, normalmente se accede a ella por otras vías más personales.

-Y además, tampoco estaba muy bien visto decir que disfrutabas con un poema. En las clases, la poesía tiene en general el falso atributo de que hay que estar a la altura para poder disfrutarla, que se necesitan determinados conocimientos previos, que se debe tener un nivel para entenderla…Y no es así, para nada. Otros poetas con los que hemos estado, Rafael Soler por ejemplo, dicen que un poema acaba cuando un lector lo está leyendo. Cuando llega a él. No se necesita absolutamente nada más, porque sólo con las sensación que te transmita, o que te llegue, o la emoción que puedas sentir, cuando el poema llega a ti, eso ya sería suficiente. Si además conoces su contexto, o te llega a través del propio poeta, tienes más datos, pero no es absolutamente necesario.

Poética

Captura de pantalla de Poética 2.0. | E3

-Casi todos tenemos recordamos momentos un poco embarazosos de la clases de literatura cuando se daba poesía. Entre las muchísimas cualidades que los profesores deben tener, no debería ser obligatoria la muy difícil de saber recitar poesía. En este caso, les estáis echando un cable importante.

-Por eso es tan interesante que las apps lleguen las aulas, porque realmente esos poemas están muy bien interpretados. Si se escuchan las Coplas de Jorge Manrique, o Las golondrinas de Bécquer, aunque sean poemas con los que hemos crecido, bien recitados cobran mayor sentido. Puedes llegar a pensar, como nos ha pasado a nosotros, “ahora entiendo lo que me quería decir el poeta, qué estaba detrás de estos versos”. Incluso diría que muchos poetas no saben recitar.

-Es verdad, lo de los poetas que no saben leer sus propios poemas es un tema clásico. Una cosa es creación y otra interpretación.

-No se le debe pedir a un poeta que se autorecite bien. Y en nuestra app puedes disfrutar de cómo los intérpretes miran, se mueven, se expresan…

-¿Qué resultados, o qué tipo de mejoras concretas perseguís tras la implantación de Poética 2.0 en la docencia?

-La poesía fomenta la empatía, la creatividad, la imaginación…En concreto, en las clases, ayuda a mejorar la lectura, la dicción, la expresión oral, escrita y corporal, ayudar a combatir el miedo escénico y aprender a hablar en público. Hasta puede sembrar la semilla de nuevos escritores.

-¿Y los profesores van notando esos cambios?

-Todavía no lo podemos valorar, porque acabamos de empezar. Hemos realizado también actividades en algunas universidades, como en la Universidad Europea. Elegimos un soneto de Lope de Vega que interpretaron todos los alumnos, eligiendo cada uno un verso. El resultado se puede ver en nuestra web. Además, muchos eligieron su poema favorito e incluso hubo quien recitó poemas propios.

-Además de en los centros educativos, ¿pensáis moveros en otros ámbitos?

-Las apps están disponibles a través de eBiblio, las bibliotecas digitales de las comunidades. En Madrid y en Canarias ya están disponibles, en Cataluña la están montando y en otras comunidades estará dentro de poco…En la Comunitat Valenciana todavía no porque la Generalitat no parece muy interesada en ebiblio, la tienen un poco descuidada y es muy triste, porque de las ocho aplicaciones, muchas de ellas son de autores valencianos.

 

Suscríbete a nuestra newsletter