La Fundación Alicia Koplowitz beca a investigadores de la UJI y la UMH

Dos investigadoras del LabPsiTec de la UJI intervinieron en las jornadas científicas de la Fundación

Los beneficiarios reciben las ayudas en compañía de Alicia Koplowitz. El primero por la izquierda, José Antonio Piqueras de la UMH. El primer por la derecha, Francisco Oluche de la UJI

Alicia Koplowitz entregó ayudas por un importe total de 400.000 euros a ocho proyectos de investigación sobre Psiquiatría y Neurociencias del Niño y el Adolescente y Neuropediatría que concede la fundación que lleva su nombre, dos de las cuales corresponden a investigadores de la UJI y la UMH.

José Antonio Piqueras, de la UMH, recibió la ayuda para el proyecto “Espectro-TOC: modelos predictivos de transtornos relacionados con el Trastorno Obsesivo-Compulsivo en adolescentes españoles“, en la categoría de Psiquiatría.

Por su parte, Francisco Olucha Bordonau, de la UJI, recibió la ayuda para el proyecto de neurociencias “El balance entre oxitocina y relaxin3 en la configuración de redes neuronales que subyacen a los trastornos del espectro autista y otras alteraciones de la conducta social”.

En la edición de este año han optado a las ayudas 74 proyectos de investigación, de los cuales 42 eran de Psiquiatría, 21 de Neurociencias y 11 de Neuropediatría. Tres Tribunales de Evaluación Externos se han encargado de examinarlos y realizar la selección.

La entrega de las ayudas se realizó durante las XIV Jornadas Científicas de la Fundación Alicia Koplowitz que se centró en los aspectos más positivos que aportan las nuevas tecnologías a la salud mental infanto-juvenil, especialmente en lo que se refiere al diagnóstico y tratamiento de los trastornos.


La investigadora del LabPsiTec Amanda Díaz y la catedrática Cristina Botella, ambas de la UJI, abordaron el uso de internet en el tratamiento de algunos trastornos


Amanda Díaz García, investigadora del de la UJI desarrolló el uso de la realidad virtual, realidad aumentada e internet en el tratamiento de los trastornos emocionales y de la conducta alimentaria. Resaltó, en primer lugar, el considerable incremento que ha tenido en los últimos años el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en los tratamientos psicológicos, con el objetivo de “mejorar el estado de salud de las personas y proporcionar ayuda a todas las que lo necesiten”.

La ponente enumeró diferentes sistemas que se han desarrollado, “que van desde internet hasta sistemas altamente inmersivos con realidad virtual o realidad aumentada, con el objetivo de proporcionar herramientas que den solución a los diversos problemas psicológicos”. También presentó algunos de ellos, los que han sido desarrollados y validados por su grupo de investigación, Laboratorio de Psicología y Tecnología (LabPsiTec), y mostró su aplicabilidad en trastornos como las fobias específicas, los trastornos emocionales o los trastornos de la conducta alimentaria.

La catedrática de la UJI Cristina Botella Arbona, clausuró las jornadas con una conferencia magistral. Botella Arjona planteó la “alarmante prevalencia” de distintos trastornos mentales entre los jóvenes y sus importantes repercusiones, como “desarrollo de otras enfermedades incapacitantes graves e importante impacto económico en la sociedad, además de disminución de la calidad de vida y aumento de la vulnerabilidad”, consideró “crucial” su prevención y tratamiento.

Subrayó, “que numerosos estudios han demostrado que la mayoría de los trastornos psiquiátricos en la edad adulta comienzan en la infancia y la adolescencia”, por lo que es importante llegar a los tratamientos. Para la catedrática de la UJI, “las distintas tecnologías de la información y la comunicación, especialmente internet, han demostrado tener una gran capacidad para hacerlo de forma eficaz y eficiente”.

Suscríbete a nuestra newsletter