El centro de investigación I3B del CSIC cambia de ubicación para crecer

El ayuntamiento cede una parcela cerca de las dos universidades públicas de la capital

El Instituto de Instrumentalización para Imagen Molecular I3B del CSIC se ubicará en una parcela municipal cuya cesión se aprobará hoy en la junta de gobierno del Ayuntamiento, según anunció el alcalde.

Se trata de un centro de referencia internacional de investigación biomédica que utiliza tecnologías de vanguardia en imagen para usos médicos. La centro tiene previsto doblar el número de investigadores en los próximos tres años.

Ribó ha explicado que esta iniciativa es fruto de un acuerdo al cual se ha llegado con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y responde a uno de los compromisos del gobierno municipal para atraer a la ciudad talento y conocimiento, además de crear nuevos yacimientos de ocupación de calidad. “Queremos que València tenga cada vez más centros de investigación y disponer no solo de trabajo de alta cualificación sino también de tener capacidad para lanzar patentes y que la medicina sea un elemento importante para el dinamismo de la ciudad”, ha explicado el alcalde.


La junta de gobierno del Ayuntamiento aprobará hoy la cesión de una parcela en las inmediaciones de la UPV y la UV


La parcela donde se levantará el I3B se encuentra en la plaza Actor Enrique Rambal, muy cerca de las dos universidades públicas valencianas. “Estar cerca de las universidades era una de las condiciones que ponía el CSIC para instalar este centro de investigación biomédica”, ha señalado Joan Ribó.

En esta parcela, el CSIC ampliará su implantación en la ciudad con la construcción de un edificio de 4.500 metros cuadrados, con posibilidad de ampliar en un futuro otros 2.000 metros, donde desarrollará nuevos proyectos de investigación y acogerá tecnología de vanguardia al servicio de la medicina, como por ejemplo equipos láser, de resonancia magnética, imagen molecular, laboratorios y espacios protegidos para hacer las pruebas de diagnóstico y terapia de los prototipos que desarrollan.

Esto supone triplicar su capacidad actual en el espacio que ocupa actualmente dentro de la Universitat Politècnica de València. Además, se prevé que en esta nueva sede trabajen hasta 200 personas entre investigadores, personal técnico y en formación, lo cual significa un incremento duplicar la plantilla actual de la cual dispone este centro y que el CSIC prevé emprender en los próximos tres años.

Suscríbete a nuestra newsletter