Aprobadas las entregas a cuenta a las autonomías por valor de 4.682 millones

Con serios reproches por parte de todos los grupos parlamentarios por el retraso que achacan al periodo electoral

La ministra de Hacienda en funciones, durante su intervención ante la Diputación Permanente del Congreso

El Gobierno ha superado el último trámite para que las comunidades autónomas dispongan de los 4.682 millones de euros correspondientes a entregas a cuenta de este año y lo ha logrado tras aprobar la Diputación Permanente, en plena precampaña electoral, el real decreto ley que actualiza estos anticipos.

El real decreto ley, aprobado casi por unanimidad (con la única abstención de Bildu), ha abierto un debate en el seno de la Diputación Permanente donde la oposición en bloque ha acusado al Gobierno de recurrir a una medida “electoralista” en precampaña dado que este asunto, han dicho, se podía haber desbloqueado mucho antes.

Con el visto bueno al real decreto ley, las autonomías de régimen común (todas salvo el País Vasco y Navarra) recibirán el 50 por ciento de los 4.682 millones de euros en noviembre, posiblemente antes de la cita electoral del 10N, y la otra mitad a lo largo del mes de diciembre.

Además, el decreto ley contempla dar a los ayuntamientos 821 millones de euros también correspondientes a entregas a cuenta.

Aunque la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha asegurado que este decreto ley “sienta precedente” para que comunidades y consistorios no vuelvan a ser “víctimas” del bloqueo presupuestario o institucional, la oposición ha coincidido en que el Gobierno “tiraba la casa por la ventana” ante el nerviosismo electoral.

Y han justificado el voto a favor en que ni un día más, las comunidades y los ayuntamientos podían tener “secuestrados” sus recursos, con lo que eso podría afectar a los servicios públicos. Todos los grupos han acusado al Gobierno de electoralismo y, como declaró Joan Baldoví, de Compromís, “se podía y se debería haber hecho antes”, ya que los pequeños proveedores “en este tiempo no han podido cobrar”.


También sale adelante el programa de ayudas por la quiebra de Thomas Cook


Por otro lado, la Diputación Permanente también convalidó el Real Decreto ley por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos de la quiebra de Thomas Cook.

En su intervención de defensa del texto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha pormenorizado las medidas incluidas en el texto, distribuidas en cuatro áreas: mantenimiento del empleo, mejora de la liquidez y financiación de las empresas afectadas por impagos del turoperador, fortalecimiento de la competitividad del sector y mejora de la conectividad aérea.

Este Real Decreto Ley abre una línea de financiación de hasta 200 millones de euros para atender las necesidades financieras de los afectados por la insolvencia del grupo empresarial Thomas Cook. Igualmente establece ayudas económicas específicas de 15 millones de euros para la Comunidad Autónoma de Canarias y de 8 millones de euros para la Comunidad Autónoma de Illes Balears, con el objetivo de recuperar la pérdida de conectividad, consolidar la diversificación y mejorar el destino.

Suscríbete a nuestra newsletter