El futuro de la citricultura pasa por concentrar explotaciones y oferta

Rodríguez Mulero urge la transformación del cultivo de cítricos para asegurar su viabilidad

Rodríguez Mulero junto a otros participantes en la jornada

El secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, ha defendido “la necesidad inaplazable” de que la citricultura valenciana afronte un cambio de modelo, basado fundamentalmente en la concentración de explotaciones y de oferta, con el objetivo de poder garantizarse así un futuro viable en el contexto de un mercado global cada vez más exigente.

Rodríguez Mulero, que ha participado en una jornada sobre la situación y perspectivas del sector citrícola organizada por Agrofresh-Tecnidex, ha asegurado que la ley de estructuras agrarias, ya aprobada y que se encuentra en fase de desarrallo legislativo, “tiene que convertirse en un instrumento al servicio de los citricultores que propicie ese cambio necesario porque contempla las medidas adecuadas para llevarlo a cabo”.

Al efectuar una radiografía de la situación actual del sector ha indicado que de los 130.000 titulares de explotaciones citrícolas censados en la Comunitat Valenciana, apenas el 4% lo son a título principal, es decir, son profesionales en el sentido estricto, lo cual supone un inconveniente de cara a lograr unidades de cultivo viables.


Rodríguez Mulero aboga por la gestión profesional de los cultivos con criterios empresariales


La nueva ley de estructuras agrarias incluye una serie de fórmulas para estimular la creación de esas parcelas de mayor tamaño y para concentrar y organizar la oferta en consonancia con una demanda que se caracteriza, precisamente, por una elevada concentración.

“No se trata de que los titulares de las explotaciones -ha explicdo Rodriguez Mulero- pierdan la propiedad de las mismas, no, ni mucho menos, en absoluto, sino de poner la gestión de las parcelas en manos profesionales para que puedan dirigirlas a partir de criterios empresariales. Es preciso realizar una evolución colectiva y llevar a cabo una estrategia conjunta como sector”.

Además, esa transformación estructural tiene que verse acompañada y reforzada a su vez “tanto por intensas campañas de promoción destinadas a aumentar el consumo, como por un trabajo de orden político en materias tan importantes como la cadena alimentaria o los tratados comerciales con terceros países”.

Suscríbete a nuestra newsletter