La UE replicará a USA con aranceles “a su debido momento”

Mientras la industria agroalimentaria española negocia un plan de choque para paliar los efectos de la medida Trump

Archivado en: 

La FIAB prepara un plan de choque para afrontar los efectos de los aranceles Trump

La comisaria europea Cecilia Malmström ha declarado que tras la entrada en vigor hoy de los aranceles en Estados Unidos por valor de 7.500 millones de dólares a productos agroalimentarios europeos, a la CE no le queda otra alternativa que “seguir en su debido momento con nuestros propios aranceles por el caso Boeing, en el que EEUU ha sido declarado culpable de vulnerar las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Los aranceles impuestos por Donald Trump cargan con un 25 % los productos agroalimentarios de Alemania, España, Francia y Reino Unido. Malmström aseguró que se hará un seguimiento del impacto de dicha medida y aseguró que la UE está “comprometida con defender a las empresas, agricultores y consumidores europeos”.

“Imponer aranceles mutuamente no va en el interés de nadie a largo plazo. Infligirá daños muy significativos a una cadena de suministros altamente integrada en los sectores de la aviación en EEUU y en la UE, y resultará en daños colaterales para muchos otros sectores que ya sufren bajo las actuales tensiones comerciales”, dijo la comisaria.

Malmström recordó que tanto la UE como EEUU han sido declarados culpables de ir contra las normas de la Organización y que, como los mayores fabricantes de aviones de todo el mundo, ambos “tienen la responsabilidad conjunta de sentarse y negociar un acuerdo que sea equilibrado y que cumpla con la OMC”.


La Fiab recuerda a Europa que puede responder a Trump con aranceles por valor de 4.000 millones de dólares


Por su parte, los representantes de los sectores agroalimentarios más afectados por la subida arancelaria decretada por Estados Unidos preparan ya un “plan de choque” para amortiguar este impacto, en el que se incluye la solicitud de ayudas públicas, ha declarado el director general de la patronal de la industria alimentaria (FIAB), Mauricio García de Quevedo.

Quevedo ha reconocido la complejidad de elaborar el plan, “ya que tenemos 113 productos afectados de ocho subsectores diferentes”, aunque confía en tenerlo listo la próxima semana.

La diversa naturaleza jurídica de los exportadores españoles (desde sociedades anónimas hasta limitadas, pasando por cooperativas agrícolas, entre otras) obliga a buscar algo “consistente” que sea útil para todos, ha subrayado.

El sector agroalimentario español exige también a la Unión Europea que adopte medidas concretas y recuerda que “Bruselas cuenta con la aprobación de la Organización Mundial de Comercio para imponer tasas a productos estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares”.

Suscríbete a nuestra newsletter