Llegó el día

Cítricos valencianos, entre los aranceles de Trump y la huelga general catalana

Subida de un 25% de los aranceles a partir de hoy y pérdidas millonarias en el transporte terrestre a Europa por los cortes de circulación

Carga de naranjas en el Puerto de Castellón.

Este viernes, 18 de Octubre, es la fecha señalada para que entre en vigor la subida de un 25% de los aranceles de los cítricos valencianos. Hecho que además coincide con la huelga general organizada en Cataluña, donde las llamadas marchas por la libertad han cortado ininterrumpidamente carreteras, afectando al transporte de mercancías en pleno arranque de la campaña citrícola y la del caqui.

Según un estudio elaborado por la Asociación Valenciana de Agricultores a partir de datos del Ministerio de Comercio, la adopción de estos aranceles pone en peligro exportaciones agroalimentarias valencianas por valor de 90 millones de euros. Los cultivos más afectados son los cítricos, las frutas y las hortalizas, cuyos envíos durante 2018 ascendieron a 80,9 millones, a los que a partir de hoy se les aplica la medida.

A esta situación, se le añade los problemas de comunicación con la frontera de Francia producidos por los constante cortes de la circulación en Cataluña, donde muchos transportistas han optado por retrasar los envíos y esperar a que amainen las tensiones, o conectar con Europa por la frontera de Irún, algo que para los empresarios valencianos podría suponer pérdidas millonarias, en caso de prolongarse la situación, y con mercancías tan sensibles como es el caso de los cítricos.

Transporte por Carretera

La prolongación de la situación de Cataluña preocupa también a la patronal del transporte que ha exigido al Gobierno que garantice la circulación por carretera y que “se adopten las medidas que sean precisas para garantizar el orden público y la libre circulación de personas”.

La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (Fvet) calcula que los cortes ininterrumpidos en la Ap-7 o la N-340 podrían afectar directamente a entre 700 y 1.000 transportistas valencianos. Esta cifra puede alcanzar los 2.500 y 3.000 camiones al día en el momento álgido de la campaña citrícola, según informan desde la patronal.

emisiones

Cruzar a Francia por Irún sale 700 euros de media por desplazamiento y un día y medio más por trayecto| E3

A pesar de la reunión mantenida con el Comité Nacional del Transporte por Carretera, Cntc, perteneciente al Ministerio de Fomento, el secretario general de la Fvet, Carlos García, se muestra poco optimista ante una situación que en caso de prolongarse “se perderán los viajes y la mercancía”, augura.

Ante los ininterrumpidos cortes de circulación, las opciones para los transportistas pasan o bien por retrasar los envíos, o cambiar la ruta y llegar a Francia a través de Irún, algo que para los que operan desde la Comunitat, supondría un aumento de unos 700 euros de media por desplazamiento y un día y medio más por trayecto.

Muchos están aplazando los viajes, incluso los de frutas de hortalizas, que por unos días pueden esperar en los almacenes. No obstante, en el caso de los cítricos, son mercancías muy sensibles “y pueden correr peligro y no queda mas remedio que ir por Irún, depende de lo que se prolongue, podríamos hablar de pérdidas millonarias y pérdidas de clientes”.

En este sentido, el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, afirma que “los problemas de transporte están siendo, por el momento, bastante puntuales, pero si fueran a más tendrían unos efectos muy preocupantes para la agricultura valenciana, ya que estamos empezando a enviar camiones repletos de cítricos, caqui y otros productos agroalimentarios de temporada a Europa”. Además, Aguado ha pedido al Gobierno que garantice el mantenimiento de la circulación de las mercancías.

Compensaciones

 AVA-ASAJA reclama a la Unión Europea que tome compromisos inmediatos y contundentes para otorgar unas compensaciones económicas suficientes a los sectores afectados por estas medidas arancelarias.

Cristóbal Aguado, advierte de que “esta actuación abusiva de Trump va a suponer la práctica expulsión de los cítricos, vinos, aceites o quesos valencianos y españoles del mercado norteamericano, puesto que será muy difícil competir con un producto que, de la noche a la mañana, se encarece en la aduana una cuarta parte de su valor”.

Por ello, el dirigente agrario considera fundamental que “si Bruselas finalmente no alcanzara un punto de encuentro con Washington, que es lo deseable entre dos aliados, destinara un paquete de medidas compensatorias para los productores directamente perjudicados”.

Asimismo, de seguir adelante la guerra comercial, AVA-ASAJA exige a la Comisión Europea que tenga previsto contraatacar cuando, dentro de unos meses, la Organización Mundial del Comercio (OMC) previsiblemente sancione las ayudas de Estados Unidos a Boeing mediante la adopción de aranceles de al menos el 25% a los frutos secos y otros productos agroalimentarios norteamericanos con destino a Europa, cuyas exportaciones superan con creces los envíos españoles.

Suscríbete a nuestra newsletter