Supermercados Masymas elimina las bolsas de plástico de un solo uso

La cadena se compromete a sustituir las mallas de plástico del envasado de frutas y hortalizas por otras de material compostable

Supermercados Masymas, de la distribuidora valenciana Juan Fornés Fornés S.A., elimina definitivamente las bolsas de plástico de un solo uso para la compra y las sustituye, dentro de su compromiso medioambiental, por otras opciones más sostenibles, como las bolsas de material reciclado en un porcentaje de más del 80%, así como bolsas de papel y rafia.

Las bolsas de papel y rafia, en ambos casos con un nuevo diseño, ya están disponibles en todas las tiendas de la cadena, mientras que las de material reciclado están siendo sustituidas durante este mes de octubre.

En cuanto a las características de fabricación, las de papel están hechas con material reciclado o, bien, con material que proviene de bosques gestionados de forma sostenible. En el caso de las nuevas bolsas de plástico, están fabricadas con más de un 80% de material reciclado, contribuyendo a la economía circular, al reutilizar materiales usados, y reduciendo el uso de plásticos nuevos.

Además, tienen la certificación “Blue Angel”, que es una de las prestigiosas certificaciones a nivel mundial en cuanto a exigencias de criterios para productos reciclados. Estas nuevas bolsas supondrán una reducción de más de 200 toneladas de plástico al año respecto a las bolsas de compra que ofrecía hasta ahora.

Esta no es la única reducción de plástico de la cadena. Próximamente, adelantándose a la normativa europea, irán sustituyendo los platos, cubiertos, vasos y pajitas de un solo uso, por otras opciones más sostenibles fabricadas con material compostable, biodegradable y/o reutilizable. Además, aunque la normativa no afecte a las bolsas de plástico de frutas y verduras, también las sustituirá por bolsas compostables e introducirá bolsas de malla reutilizables.

Estas medidas se enmarcan en la estrategia de sostenibilidad de la cadena por la que pretende reducir la huella de carbono y el impacto medioambiental derivado de su actividad. Estrategia que incluye de forma paralela otras medidas como la optimización en el transporte vehículos con motor Euro 6 (vehículos turismo y furgonetas) y Euro VI (vehículos pesados), la eficiencia energética (las nuevas tiendas ecoeficientes reducen hasta un 30% el consumo energético) o la gestión de residuos.

Suscríbete a nuestra newsletter