Entrevista a Lorenzo Serrano, investigador del Ivie y catedrático de la UV

Los salarios de los maestros valencianos a tres puntos de la media española

Los profesores de los colegios públicos de la Comunitat Valenciana cobran entre 50 y 65 euros menos que la media de los docentes españoles

Archivado en: 

Los profesores que trabajan en colegios públicos valencianos tienen un salario inferior a la media española. Los maestros de primaria e infantil cobran 2.146 euros mientras que en España la media se sitúa en 2.195 euros, un 3 % más. Del mismo modo, los profesores de secundaria en la Comunitat Valenciana perciben una retribución de 2.423 euros mientras que en el país se sitúa en 2.489 euros.

Así se desprende de las tablas salariales para el año 2019 recogidas por UGT, teniendo en cuenta el salario base de los docentes y los complementos específicos, excluyendo los extras y los trienios. La diferencia entre las distintas comunidades autónomas se debe a los complementos de cada región, ya que el sueldo base es el mismo. En el caso de los maestros es de 1.018 euros y en el de los profesores de secundaria de 1.177 euros.


La diferencia entre los salarios de los docentes se debe a la capacidad económica de las distintas comunidades autónomas


De este modo, la Comunitat Valenciana se sitúa a mitad tabla con unos salarios ligeramente inferiores a los de la media estatal. En la parte alta se encuentra Ceuta y Melilla cuyos profesores de infantil y primaria cobran 2.549 euros y los de secundaria 3.047 euros. La sigue el País Vasco cuyos maestros perciben 2.336 euros y en secundaria la cifra llega a los 2.686 euros.

Por contra, las comunidades cuyos docentes reciben un menor sueldo son Cataluña, Aragón y Madrid. En la primera de ellas la retribución que recibe un docente en las primeras etapas educativas es de 2.050 euros, mientras que en secundaria sería de 2.331. Por su parte, en Aragón los maestros cobran 2.103 euros y los profesores de ESO llegan a los 2.381 euros. En Madrid, los primeros cobrarían 2.113 euros y los segundos 2.388.

“La estructura salarial de los profesores está relacionada con la capacidad económica de los territorios y de las administraciones públicas”, indica Lorenzo Serrano, investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y catedrático de la Universitat de València (UV). Según expone, el salario de los profesores son tiene porque ser indicativo de mejores resultados educativos pero “en la medida en la que estos contribuyan a poder seleccionar y tener profesores formados y motivados, eso va a contribuir al resultado final”.

“El esquema salarial o cualquier tipo de incremento retributivo no garantiza que haya mejoras, pero evidentemente, buenos profesores y profesores motivados, en la medida en la que los salarios y los procesos de selección contribuyan a ello, sin duda tendrán un efecto potente sobre los resultados educativos”, añade.

Lorenzo Serrano, investigador del Ivie y catedrático de la UV.

Hablamos con el catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la UV sobre la debilidades y fortalezas del sistema educativo en la Comunitat Valenciana. Un sistema que aglutina a más de un millón de alumnos y cerca de 86.000 docentes, lo que representa el 10,7 % del total español.

Señala Serrano que en general, el acceso a la educación en la región “está garantizado para cualquier nivel educativo”, pero que en la educación no obligatoria infantil, “hay una debilidad” ya que el valor de acceso es bajo en comparación a otras comunidades.

Otras debilidades a las que apunta el investigador del Ivie son el exceso de abandono prematuro de la educación así como “un elevado” porcentaje de repetidores. En secundaria, según los estudios del Ivie, un 12 % del alumnado repite, mientras que en España, el porcentaje se sitúa en el 10,9 %.

También expone que “es escaso el porcentaje de alumnos que se sitúa en rendimientos muy altos”. Por ejemplo, el porcentaje de alumnos de alto rendimiento en ciencias en la Comunitat es del 4,1 % mientras que en España la tasa media se sitúa en el 5 %. Por contra, añade Serrano que nuestro sistema educativo es “más equitativo que otros, en el sentido de que hay menos dispersión en el rendimiento de los estudiantes en función del entorno del que proceden”, además tampoco hay un gran número de alumnos que se sitúe en los niveles más bajos de competencias.

Uno de los elementos diferenciadores, aunque “no sería definitivo pero sí complica las posibilidades de actuar en el ámbito educativo” es la falta de financiación en la región. “En la Comunitat Valenciana, los ingresos públicos por habitante como resultado del sistema de financiación quedan bastante por debajo de la media, sin embargo, el esfuerzo en términos de educación es similar a la media”, expone el catedrático de la UV. El gasto público en educación por alumno en la Comunitat es de 5.436 euros, mientras que en España es de 5.335. El de los hogares es de 1.038 euros, la media española es de 1.036 euros.

“Estamos como en la media pero partiendo de una menor cantidad de financiación pública, eso implica sacrificios en otras áreas importantes. Y se puede llegar a la media, pero no se puede ir más allá, lo que es un problema”, concluye Lorenzo Serrano.

Suscríbete a nuestra newsletter