En prinicipio sólo se preveía para las empresas afectadas en Baleares y Canarias

El sector turístico valenciano se beneficiará de las ayudas por la quiebra de Thomas Cook

Reyes Maroto señala que la línea de crédito de 200 millones está disponible también para los afectados de la Comunitat Valenciana, Andalucía y Cataluña

Reunión del Consejo Español del Turismo en la sede del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

El sector turístico valenciano tendrá acceso a las ayudas gubernamentales por la quiebra de Thomas Cook. Así lo decidió el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, tras la reunión de ayer del Consejo Español del Turismo.

De ese modo, las empresas y autónomos de la Comunitat Valenciana afectados por la quiebra de Thomas Cook podrán beneficiarse de la línea de préstamos del Gobierno. El plan de choque para afrontar las consecuencias de la quiebra contempla un máximo de 200 millones de euros.

Además, según recuerda el delegado del Gobierno Juan Carlos Fulgencio, la reducción de las tarifas en ruta de Enaire se extenderá a todos los aeropuertos gestionados por Aena, una de las reivindicaciones del sector turístico valenciano.

El Consejo Turístico se reunió ayer tarde con carácter extraordinario, con la asistencia del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer. Durante la sesión, la ministra en funciones aclaró que la línea de préstamos que en un principio se dirigía a empresas y autónomos de Baleares y Canarias afectados por la quiebra, beneficia también a Comunitat Valenciana, Cataluña y Andalucía.


Otro de los temas abordados por el consejo fue el plan de contingencia para el sector turístico por el brexit


“Tenemos que trabajar juntos, el ejecutivo, los gobiernos autonómicos y el sector privado -declaró Reyes Maroto-; la solución tiene que ser global, desde todos los ámbitos”. La ministra añadió que es necesario reducir la dependencia de los turoperadores, “algo que todos conocíamos, y por eso tenemos que cambiar los modelos de gestión turística; estoy convencida de que saldremos reforzados”.

Durante la reunión también se abordó el impacto del brexit. En este sentido, Reyes Maroto ha informado el plan de contingencia del Gobierno y ha señalado que “mantener los flujos comerciales y turísticos del Reino Unido es fundamental: preservar el mercado británico es prioritario porque queremos que siga siendo el primer emisor de turistas”.

En su intervención, ha repasado el estado de cuestiones como visados, cielo único europeo, asistencia sanitaria, aduanas, mascotas, estudios universitarios o cualificaciones profesionales. Por último, ha hecho referencia a la campaña de promoción We have Spain in common, lanzada por Turespaña con el objetivo de fidelizar a los turistas británicos.

Suscríbete a nuestra newsletter