Es el segundo puerto pesquero del Mediterráneo en volumen de capturas

La actividad pesquera se frena en Castellón y cae un 27,3% en el primer semestre de 2019

La Cofradía de Pescadores considera que la floja campaña de cerco de sardinas y boquerón explica los pobres resultados respecto a los "muy buenos" de la anterior

Archivado en: 

La pesca se redujo en un 27,39 % en Castellón en el primer semestre del año.

La actividad pesquera del puerto de Castellón registró una caída del 27,39 por ciento en el primer semestre de este año. Las capturas en ese período alcanzaron sólo las 1.763 toneladas frente a las 2.428 contabilizadas en ese mismo espacio de tiempo en 2018, según datos que maneja Puertos del Estado. Los pobres resultados de la campaña de cerco y boquerón están en la raíz de esos malos resultados.

Ejemplo de esos datos es el volumen de capturas registrado en junio pasado, apenas 419 toneladas cuando un año antes la cifra era de 644. En el carácter nómada de sardinas y boquerones puede estar la explicación a la importante variación del número de capturas, según apunta el secretario de la Federación de la Cofradía de Pescadores San Pedro del Grao de Castellón, Manuel Abiol, quien añade que “en 2018 la campaña de sardina y boquerón fue muy buena”.

Pese a esos datos negativos, el de Castellón es el segundo puerto del Mediterráneo que mayor actividad pesquera registró, tan sólo superado por el de Barcelona con 2.800 toneladas, aunque por delante de los de Valencia y Alicante, que contabilizaron 1.209 y 506 toneladas, respectivamente, o los de Tarragona y Cartagena, con 1.633 y 200 toneladas cada uno de ellos.

Los datos de Castellón ubican al puerto en la quinta posición de los que tuvieron perores registros en el primer semestre de 2019, tan sólo superado por los de Alicante, El Ferrol, Valencia y Santander.

Y si los datos de Castellón constan un descenso en la actividad pesquera, tampoco son mejores los que registra España, en general. Y es que la actividad del sector pesquero registró un descenso en comparación al año precedente. Entonces al llegar al ecuador del ejercicio se registraban 102.264 toneladas por las 95.806 de este. Ello supone una contracción del 6,32 por ciento del volumen de capturas de pescado.

Cabe recordar que el año pasado el sector pesquero castellonense acabó con un importante aumento de las capturas, en contraposición al resto del país, en el que se acumulaban caídas destacadas con respecto a 2017. Según datos de Puertos del Estado, la lonja de Castellón recibió el año pasado 5.307 toneladas de pescado, obtenidas tanto por barcos de cerco como de arrastre. Ello supuso un 26,5% más de lo que pescaron en el 2017, el mayor porcentaje de incremento entre los recintos gestionados por Puertos del Estado.

Suscríbete a nuestra newsletter