Han saludado a los 27 alcaldes afectados

Los reyes arropan a los damnificados de la gota fría en el sur de Alicante

El recorrido de los reyes se ha desarrollado en un ambiente festivo con centenares de vecinos que se han agolpado en las calles para agradecer la visita

Los reyes de España con los vecinos de Orihuela |Foto:EFE

Los reyes han arropado hoy a los damnificados de la Vega Baja de Alicante por las lluvias e inundaciones de la reciente gota fría con una visita a la ciudad de Orihuela y a una pedanía del municipio, Molins, donde han expresado a los afectados su solidaridad por los graves daños.

El recorrido de los reyes se ha desarrollado en un ambiente festivo con centenares de vecinos que se han agolpado en las calles para agradecer la visita, y Don Felipe y Doña Letizia se han detenido en numerosas ocasiones para saludar, casi uno por uno, a las personas que llevaban más de una hora detrás de las vallas.

Apretones de manos, selfies, besos y saludos salpicados con algún “viva el rey” o “viva Letizia” se han sucedido durante el recorrido de poco más de dos horas en el cual los reyes han conocido, en el ayuntamiento de Orihuela, detalles del dispositivo de emergencias que se desplegó durante cerca de una semana contra la DANA o gota fría.

También han saludado a una docena de personas que gestionaban ayudas en el edificio Prop de la Generalitat, donde ya se han tramitado 5.200 peticiones procedentes de toda la Vega Baja y aún prevén varias miles más.

Uno de ellos, Vicente, oriolano de 38 años, ha dado la mano a la reina cuando solicitaba ayudas para arreglar varios electrodomésticos y un ordenador, después de que el agua entrase por el techo en su casa situada en la calle Alfonso XIII, y ha confesado que la cercanía de los monarcas “se agradece”.

Fuentes de la Casa Real han señalado que Felipe VI y Doña Letizia “han querido estar al lado de los afectados y los ciudadanos” y han felicitado a los servicios de emergencias, sanitarios, Protección Civil, militares (incluida la UME) y cuerpos de seguridad por su “efectividad y coordinación“.

Los monarcas han trasladado a estos colectivos que “dan una gran imagen de país y de la gran categoría humana” y han lamentado los fallecimientos durante la gota fría, al tiempo que han reiterado la “calidad y profesionalidad” de los efectivos que han participado.

Además, la reina ha mostrado su “preocupación por la situación de los vecinos y el proceso de recuperación de la vida cotidiana”, después de saludar, junto al rey, a los 27 alcaldes afectados y visitar una exposición fotográfica que refleja los estragos.

Los oriolanos han expresado en todo momento su cariño a los monarcas y les han hecho entrega de obsequios, como un retrato de Felipe VI a carboncillo hecho por Paquita, aunque ha habido alguna vecina (Encarnita) que ha comentado a los periodistas que le hubiera gustado “que los reyes se hubieran mojado los pies” hace tres semanas.

Uno de los momentos más especiales ha ocurrido al término de la visita, en el colegio de infantil y primaria (CEIP) Nuestra Señora de Monserrate de Molins, que quedó anegado y donde no ha habido clase durante dos semanas, hasta el pasado viernes.

De allí, la reina se ha llevado un manojo de dibujos de los niños y ha visto carteles hechos por los pequeños, entre ellos uno que se ha hecho popular desde la gota fría donde aparece dibujado el contorno de la comarca de la Vega Baja con el Lema “¡Fuerza!”.

En el recorrido a esta ciudad que vio caer casi 500 litros por metro cuadrado en pocas horas así como el desbordamiento del Segura, los reyes han estado acompañados del president de la Generalitat, Ximo Puig, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, el alcalde, Emilio Bascuñana, y el presidente de la Diputación alicantina, Carlos Mazón, entre otros.

Puig ha agradecido el viaje a los reyes y su “contacto permanente” durante la catástrofe, así como su apoyo e incondicional soporte a esta tierra que, con el esfuerzo de todas las administraciones, “va a salir adelante”.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha recalcado el “daño muy grande” producido por el agua tanto en la huerta como en la ciudad, y ha comentado que la alegría de hoy de los vecinos “parece un contrasentido” pero refleja que “incluso en los momentos más duros, que vengan personas que representan al conjunto del territorio nacional ayuda en lo anímico y a recuperar la ilusión“.

La visita ha sido aprovechada para que el mayor símbolo de Orihuela, la Gloriosa Enseña de ‘El Oriol’, del siglo XVI, que solo se inclina ante Dios y ante el rey, lo hiciera por primera vez con un monarca, en un acto a la llegada en la plaza del ayuntamiento.

Los reyes han realizado a primera hora de la tarde una visita en otro de los puntos más afectados por la gota fría, Los Alcázares (Murcia).

Suscríbete a nuestra newsletter