El ITE desarrolla para Ford el primer vehículo de reparto híbrido y refrigerado

En el prototipo también han colaborado las empresas Zanotti y Mebauto

Archivado en: 

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) ha colaborado con dos empresas valencianas, Zanotti y Mebauto en la creación del primer vehículo de reparto híbrido que dispone de sistema de refrigeración. Se trata de una furgoneta desarrollada para realizar funciones de reparto y testada por la división Ford Mobility en condiciones reales de uso urbano comercial.

Compartiendo el objetivo de la factoría Ford Mobility de facilitar el transporte de las personas, los servicios y las mercancías, se ha trabajado en la línea de la División de Movilidad creada por Ford para desarrollar soluciones de transporte eficientes e integradas para cada ciudad, sus ciudadanos y su comercio. En este sentido, han apoyado la intención de crear un sistema operativo de transporte que permita optimizar el flujo de personas y mercancías. Un sistema así que requiere datos, infraestructura e innovación que para comprender las necesidades de las personas y su integración con la ciudad.

El modelo es novedoso en su categoría al dar paso al motor eléctrico combinado con sistema de refrigeración donde hasta ahora, los modelos actuales sólo disponían de motores tradicionales. Supone uno de los casos de uso más desafiantes en el transporte de productos en ciclos de frío controlado que exige un tratamiento energético de elevado nivel que garantice una máxima eficiencia y mínimas emisiones tanto del vehículo como del sistema de frío de los productos a transportar. El vehículo de reparto hibrido se ha presentado en el encuentro Atfrie que celebró su V Congreso Nacional de Transporte Frigorífico durante los días 19 y 20 de septiembre en El Puig (Valencia).

El ITE ha realizado el estudio comparativo de variables energéticas para establecer el soporte técnico y científico para poder sacar adelante este vehículo que incluye su logo en la carrocería. Desde el Instituto se comparte la visión de Ford sobre la electrificación de los vehículos, los vehículos autónomos, la movilidad compartida y los modos alternativos de movilidad personal.

Estos, y el deseo de los consumidores de acceder al transporte como un servicio, se han combinado para crear un cambio gradual de los vehículos de propiedad privada hacia soluciones que exigen una plataforma de conectividad moderna, lo que supone una oportunidad para las ciudades inteligentes: nuevos productos y servicios en las ciudades que puedan ofrecer soluciones operativas más eficientes.

Suscríbete a nuestra newsletter