La alcaldesa de Almassora asume la vicepresidencia.

El alcalde de l’Alcora es el nuevo presidente del Pacto por el Empleo de la Cerámica

La constitución del Consorcio se produce en el segundo intento y con las ausencia de los alcaldes de Costur, Betxí y Vila-real, que anunció que abandona el ente

El Pacto de la Cerámica se reunió para elegir presidente.

El alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir, preside el Pacto Territorial por el Empleo de la Cerámica, al ser elegido por unanimidad de los alcaldes asistentes a la reunión de este ente creado en 2011 y del que en los últimos años se han ido saliendo consistorios de peso, el último de ellos Vila-real, en julio, al considerar que no respondía a las expectativas que se generaron en el momento de su creación y con el apoyo de las administraciones, sindicatos y empresarios.

La reunión de los diez municipios integrantes del Pacto registró las ausencias de los representantes de Betxí, Costur y el referido de Vila-real. En el transcurso de la misma se designó a la alcaldesa de Almassora, Mercedes Galí, como vicepresidenta.

Tras su elección, Falomir puso de relieve la importancia de impulsar el ente a fin de “potenciar y optimizar las políticas de empleo, formación y promoción económica, en beneficio de los vecinos y vecinas de los municipios integrados en el mismo”. En ese contexto incidió en que el Pacto debe convertirse en una “herramienta clave” para el desarrollo y promoción del empleo, para lo cual, “es necesario potenciar las sinergias entre entidades”.

El alcalde alcorense resaltó que “la creación de empleo, el fomento de la cultura emprendedora, potenciar e incrementar la competitividad de las empresas existentes y la promoción económica de los municipios que participan en el pacto territorial de empleo, son objetivos estratégicos que requieren movilizar todos los recursos disponibles, a través de un acuerdo entre los agentes, económicos, sociales, políticos e institucionales, siendo necesario para ello coordinar sus actuaciones y sumar los esfuerzos”.

El abandono del Pacto por parte del Ayuntamiento de Vila-real es una baja sensible puesto que era el que mayor aportación económica realizaba, 40.000 euros anuales. El concejal de Economía, Xus Madrigal, justificó en julio pasado su decisión de abandonar el ente porque “siendo los que más aportamos, prácticamente no beneficia a la ciudad”. Y anuncio que destinaran ese dinero a otras acciones.
El edil villarrelanese recordó que la Generalitat Valenciana también redujo dos tercios su aportación, desde los 150.000 euros que invertía hace ocho años a los 54.000 euros actuales.

El Pacto de la Cerámica tiene el compromiso de desarrollar las acciones y proyectos incluidos en el Plan de Acción aprobado por el Consejo Rector el 3 de junio de 2011 consensuado y realizado por actores clave del territorio, agentes de empleo y desarrollo local de los municipios consorciados, los sindicatos CC. OO., UGT y la patronal, CEV.

Suscríbete a nuestra newsletter