Consecuencias de la gota fría

Generalitat pide que se extreme la prudencia hasta que Segura se estabilice

Aunque las previsiones meteorológicas son buenas, se teme por la posible crecida del río. La UME sigue en el terreno

Archivado en: 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en Orihuela este domingo. | Foto: Efe/ Morell

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido a la población “extremar la prudencia” ya que, una vez que ha dejado de llover, el riesgo se centra en las crecidas del río Segura. En declaraciones a los periodistas junto a la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, en el puesto de mando avanzado de la UME, en Orihuela (Alicante).

Puig ha advertido de que aunque “hoy hace un muy buen día”, con sol y ausencia de precipitaciones, “hay que tener más prudencia que nunca“. “Aún estamos en plena emergencia: El elemento fundamental de tensión es el caudal del río (Segura), que viene muy alto“, ha insistido el president, lo que se suma a que el sur de la provincia de Alicante es un territorio muy urbanizado.

Puig ha agradecido al personal de la UME su “gran trabajo para rescatar personas” en el contexto de una “catástrofe enorme“, y ha recordado que este cuerpo ya ha contribuido decisivamente en la Comunitat Valenciana en otras situaciones difíciles, sobre todo en incendios forestales.

Para el president valenciano, el Gobierno y el Ministerio de Defensa han respondido adecuadamente “desde el primer momento” y ha afirmado que todas las administraciones hacen “lo humanamente posible” para minimizar los daños personales y materiales. “Vamos a poner todos los medios para que, cuando pase este primer momento, después haya una reconstrucción general de la comarca de la Vega Baja, con ayudas”, ha prometido Puig.

gota-fria-desalojados

Unas 1.500 personas han sido desalojadas “de forma ordenada” y sin heridos durante la pasada madrugada de un cámping del término municipal de Crevillent (Alicante) a causa de una crecida de aguas. | Foto: Efe/M. Lorenzo

Se mantiene dispositivo militar

Por otra parte, el Ministerio de Defensa ha aumentado en las últimas 24 horas en 200 el número de soldados que actúan entre la provincia de Alicante y la Región de Murcia para atajar los efectos de la gota fría, hasta totalizar unos 1.400 efectivos. Estas cifras han sido aportadas hoy por la ministra en funciones, Margarita Robles, en una visita a la base logística y al puesto de mando avanzado de la UME en Orihuela donde ha calificado la situación de “catástrofe enorme”, según informa la agencia Efe.

Del total de soldados, unos 800 pertenecen a la UME y también hay más de un centenar del Mando de Operaciones Especiales (MOE), más conocidos como los ‘boinas verdes’, además de otros efectivos de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire. Entre las unidades que han llegado, están equipos de buzos procedentes de Valencia y de otros puntos de Alicante, que a su vez han sido reemplazados en sus lugares de origen por efectivos provenientes de Zaragoza, ante posibles emergencias en sus zonas.

Este contingente militar dispone de unos 400 vehículos para los rescates y tratar de reconducir las aguas. En lo que se lleva de episodio de gota fría, el Ejército ha rescatado a 550 personas en las diferentes poblaciones del sur de Alicante, en la comarca de la Vega Baja, de las cuales 480 han sido evacuadas a pie o en embarcaciones y las 70 restantes por aire, en helicóptero.

Además, en la Región de Murcia se han evacuado a otras 160 personas, según los datos aportados a Efe por el Ministerio de Defensa.
La base logística de la UME en Orihuela se sitúa en el colegio público Miguel Hernández, que ha sido cedido por el ayuntamiento para facilitar las tareas.

Suscríbete a nuestra newsletter