La información económica de los líderes

El 72% de los expositores son de la Comunitat

Las innovaciones en el textil hacen frente a la contracción del consumo interno y externo

Grandes expectativas en la quinta edición de Home Textiles Premium by Textilhogar pese a la incertidumbre política, que está afectando al consumo interno, y económica ante los desafíos internacionales

Echa a andar la quinta edición de Home Textiles Premium by Textilhogar que reunirá hasta el próximo viernes en Caja Mágica de Madrid a 69 expositores –41 de ellos de la Comunitat– con una oferta global de más de 160 marcas españolas y portuguesas.

Se esperan compradores procedentes de hasta 35 países en un escaparate –el único especializado y 100% profesional de nuestro país– con las mejores propuestas en textiles para el hogar, decoración y tapicería. Entre las últimas novedades y tendencias: tejidos técnicos, textiles antiácaros, tejidos elaborados con nuevos materiales como el yute o el algodón 100% reciclado, y diseños con protagonismo del mundo de las aves, el estilo vintage, ambientes tropicales o inspirados en la cultura mexicana.

El Espacio “el Cubo Business Contract” será otro de los atractivos de la feria con propuestas interesantes a través de diversos espacios de inspiración hotelera equipados por interioristas y diseñadores.

Además, los visitantes podrán participar en varias actividades programadas como la conferencia relacionada con aspectos del hábitat inteligente del futuro o del sector horeca, así como un seminario de apoyo a los puntos de venta nacionales con sesiones de marketing estratégico.

El textil en cifras

Con todo, las expectativas del sector textil de la Comunitat –concentrado mayoritariamente en las comarcas de L’Alcoià-Comtat y la Vall d’Albaida– son positivas, animadas por los datos de los últimos dos años que reflejan un cambio de tendencia en positivo en cuanto al número de empresas, el volumen de exportaciones y el mercado laboral, al romper una evolución negativa que se extendía en años anteriores.

Así, según los datos de la Conselleria de Economía Sostenible, en los dos últimos años, la creación de empresas ha crecido por encima del 3%, en consonancia con la media industrial y la participación del sector textil de la Comunitat Valencian en España ha sido muy elevada, por encima del 15%. Además de significativa dentro del conjunto industrial de la Comunitat, por encima del 9%.

También en el comercio exterior se aprecia esta tendencia positiva, la Comunitat es la segunda más exportadora dentro del Estado. En 2017 se llegó al volumen más elevado desde 2003, y en el 2018, según las cifras de la Conselleria, fue la única (entre las 4 primeras) en la que subieron las exportaciones.

Respecto al mercado laboral, destaca la tendencia al alza en afiliaciones, en consonancia con la media industrial. En concreto, se han superado ya las 20.000 afiliaciones en primer trimestre de 2019.

La política afecta al consumo

También las ventas han registrado crecimientos constantes en los últimos 5 años, alcanzado el textil hogar español una cifra de negocio agregada en 2018 de unos 1.979 millones de euros, según datos de la patronal Ateval, de los cuales, 1.335 millones de euros se dedicaron a la exportación.

Si bien, en estos momentos, el presidente de la patronal textil valenciana, Ateval, Càndid Penalba, en declaraciones a Economía 3, reconoce que “el mercado nacional no tiene el suficiente brío y las expectativas comerciales son algo inciertas a escala global, al encontrarnos con una contracción del consumo por la incertidumbre política, a nivel nacional y económica a nivel internacional”.

Càndid Penalba

Respecto al comercio exterior, Penalba indica que están pendientes de “las tensiones comerciales existentes”, como pueden ser las relaciones entre EE. UU. y China, el Brexit o cualquier modificación del Convenio Paneuromediterraneo: “Esperamos que no nos afecten más de lo esperado y podamos seguir incrementando nuestras cifras de exportación, principalmente a los países de la UE y a otros mercados de Latinoamérica como México, entre otros”, augura Penalba.

A su juicio, el futuro del sector pasa necesariamente por la economía circular, la sostenibilidad y la digitalización. “La reinvención del sector en esta dirección es irreversible e implica cambios profundos a todos los niveles en la cadena de valor“, admite.

Ayudas a las industrias textiles

En este sentido, la Conselleria de Economía asegura haber destinado ya 8,3 millones para mejorar la competitividad y la sostenibilidad del sector textil a través del Plan Estratégico de la Industria Valenciana (PEIV) 2018-2023 que ha situado al textil entre los sectores estratégicos para su programa de subvenciones.

Según los datos aportados a Economía 3, en 2017 y 2018, la Conselleria de Economía Sostenible destinó 5,8 millones a apoyar, principalmente, inversiones de pymes industriales textiles y este año tiene previsto llegar a los 2,5 millones de euros. Parte de estas ayudas también se han dirigido a apoyar acciones desarrolladas por asociaciones empresariales, organizaciones y estructuras intermedias, como por ejemplo clústers y consorcios, etc.

Penalba confirma que existe voluntad por parte del sector de modernizar y reindustrializar el equipamiento industrial de sus empresas. “El objetivo de las inversiones que se están llevando a cabo es mejorar la competitividad, bien por la sustitución de equipos, con un beneficio sostenible añadido, o bien por la ampliación de líneas de producción. Este año el sector textil y moda ha sido el segundo sector con más solicitudes presentadas, con un total de 3, 1 millones de euros”, aclara.

Para el empresario, importante es también seguir incentivando la inversión en I+D+i y la apuesta por digitalizar y adaptar los procesos al concepto de Industria 4.0.

Entre otros reivindicaciones Penalba menciona, a escala europea, la defensa de unas condiciones comerciales que obliguen a los productos importados a cumplir las mismas condiciones que las que se imponen a los europeos y alcanzar nuevos acuerdos comerciales con Mercosur, Australia y Nueva Zelanda; en el ámbito nacional, apuesta por mejorar las condiciones a nivel impositivo y de carga social, así como abaratar la energía y el gas.

En el plano autonómico cree que la asfixia a la que se le somete a la gestión económica de nuestra autonomía imposibilita mayores presupuestos para medidas de apoyo a las pymes, “aunque además de mayores recursos, la administración debe mantener una gestión más escrupulosa y eficiente económicamente, no penalizando vía mayores impuestos a las empresas”, opina.

Y en el ámbito local, aboga por el apoyo a la instalación de energías renovables en los impuestos de construcciones, actividad económica y bienes urbanos.

Suscríbete a nuestra newsletter