La información económica de los líderes

De “fraude agresivo” tacha la acusación particular la salida a Bolsa de Bankia

La asociación Adicae es la que se muestra más rigurosa en la petición de penas para los implicados

Archivado en: 

Varias acusaciones particulares de inversores minoristas que acudieron a la salida a Bolsa de Bankia, en julio de 2011, han responsabilizado este martes en la Audiencia Nacional a los antiguos gestores de la entidad de un “fraude agresivo” laforma de comercializarla desde sus sucursales, valiéndose “de la confianza de su clientela”.

Por su parte, la Confederación General del Trabajo (CGT), acusación popular en el caso, ha afeado ante la sala que el grupo financiero solicite su condena en costas por daño reputacional cuando “lo que le ha traído hasta el banquillo han sido sus prácticas, sus directivos y pasar de 300 millones de beneficios a 4.000 de pérdidas”, en alusión a la reformulación de 2012.

Durante la exposición de su informe, el letrado de la asociación de consumidores Adicae no sólo ha cargado contra el expresidente del banco Rodrigo Rato y el que fuera su equipo directivo, sino que ha insistido en cómo el auditor externo, Francisco Celma, participó en las “argucias contables” con su falta de diligencia.

En su opinión, los entonces dirigentes del grupo del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) “no dudaron en adoptar cualquier estrategia” para aparentar una “falsa imagen”, empresa que también se sirvió del “maquillaje” en las cuentas consolidadas del ejercicio 2010.

Al respecto, ha remitido al informe de los peritos judiciales cedidos a la causa por el Banco de España, y ha aseverado que los deterioros millonarios que arrastraba BFA desde su creación se debieron, entre otros motivos, a las políticas de refinanciación de las cajas, afanadas en ocultar la gran masa de créditos sin posibilidad de recobro que incluían en sus carteras.

El letrado de Adicae ha reiterado su petición, la más dura de cuantas se han solicitado, 15 años de prisión para Rato y el ex consejero ejecutivo de Bankia José Manuel Fernández Norniella, nueve años para el exvicepresidente del banco José Luis Olivas y el auditor, Celma, y entre tres y seis años de cárcel para los 26 exconsejeros restantes y el interventor Sergio Durá.

Mientras que para las personas jurídicas, BFA, Bankia y la firma auditora Deloitte reclama un millón de euros de multa al apreciar la existencia de “beneficio”.

Los accionistas representados por el 15MpaRato pide hasta cuatro años de cárcel para Rato, Olivas y Norniella por “esconder la penosa situación” de Bankia, se ha referido además a la supuesta maniobra de engaño que rodeó el debut bursátil, incluida su campaña publicitaria y un folleto “para cubrirse las espaldas”.

La sección cuarta de la sala de lo Penal retomará este miércoles la vista con el relato de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que también ejerce la acusación popular. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter