La inestabilidad política deja sin ayudas minimis a los citricultores valencianos

Las organizaciones agrarias denuncian la paralización en la tramitación de las ayudas

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y la Unió de Llauradors han coincidido en criticar la paralización de las ayudas minimis para el sector citrícola. La entidad presidida por Cristóbal Aguado ha emitido un comunicado en el que “lamenta profundamente” que la conselleria de Agricultura no cumpla la promesa que hizo durante la pasada campaña citrícola de otorgar unas ayudas de minimis dotadas de un presupuesto de 8 millones para aliviar la situación de crisis que viven los citricultores valencianos.

La organización agraria recuerda que la pasada campaña citrícola ha sido la peor en décadas, con pérdidas que ascienden a 305 millones de euros.

Generalitat Valenciana, continua el comunicado, “se comprometió a publicar unas ayudas de minimis destinadas a los citricultores valencianos que habían sufrido las consecuencias de una campaña desastrosa”. La cantidad que se iba a destinar a estas subvenciones era de 8 millones de euros que en principio provenían de fondos propios de la Generalitat.

De hecho, la consellería de Agricultura preparó una orden en mayo en la que establecía los requisitos y el procedimiento a seguir para acceder a dichas ayudas.

Unas ayudas que no se llegaron a tramitar porque, añade AVA-Asaja, la anterior consellera Elena Cebrián, al conocerse la convocatoria de elecciones “se negó a tramitar las ayudas destinadas a las explotaciones citrícolas de la Comunitat Valenciana”.


Cristóbal Aguado pide a la Generalitat que cumpla su promesa y reinicie el procedimiento


A esta circunstancia, añade la organización, “se suman los recortes recientes que están afectando a las consellerias, especialmente en aquellas partidas que no estaban tramitadas”. AVA-Asaja. por el momento tiene el convencimiento de que en estos momentos no va a haber ayudas de minimis.

En el mismo sentido se pronuncia La Unió, quien teme que estas ayudas “no lleguen a publicarse a consecuencia de los recortes previstos por el Govern para 2019 debido a la ausencia de presupuesto en el Gobierno de España”.

Las ayudas, como recuerda La Unió, pretendían evitar que numerosas parcelas sean definitivamente abandonadas, con la “consecuente disminución de la actividad económica y la pérdida de biodiversidad que eso comporta, además de la pérdida de puestos de trabajo en el sector”.  

AVA-Asaja valora muy negativamente este hecho, ya que sería “la primera vez que la Generalitat adquiere un compromiso público para ayudar a un sector en crisis y después se desdice. De ser así, esta decisión afectaría tremendamente a la credibilidad de la propia Generalitat”.


De no recibir las ayudas, muchas parcelas serian abandonadas, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo


A todo ello, hay que sumar la grave crisis que sufre el sector citrícola valenciano, una crisis que ha sido reconocida por las propias instituciones públicas.

Ante esta situación, Cristóbal Aguado, presidente de la organización agraria, pide a la Generalitat “que reinicie el procedimiento de tramitación de estas ayudas y que cumpla el compromiso que adquirió con todo el sector”.

Aguado reconoce que esas ayudas son “un parche simbólico”, pero “era lo menos que podia hacerse desde la Generalitat para demostrar que está realmente al lado del sector citrícola valenciano”.

El dirigente agrario achaca esta situación a “las malas relaciones entre los partidos que forman el Pacto del Botánico”, situaciones que pagan los administrados.

 

Suscríbete a nuestra newsletter