La información económica de los líderes

Manifestación de los viticultores en Requena

Medina: “Un descenso en las cotizaciones afecta a la viabilidad de las plantaciones”

El presidente de la sectorial del vino de Cooperatives Agro-Alimentàries pide a los agricultores que se asocien en cooperativas ya que el poder de negociación con otros operadores es mayor

José Manuel Medina, presidente de la sectorial del vino de Cooperatives Agro-Alimentàries | Imagen: E3

“La manifestación  que celebramos hoy en Requena es una respuesta del sector a la reducción de las cotizaciones que se ha experimentado esta campaña en todas las variedades de cava. Los productores de la zona cava de la Comunitat Valenciana están viendo como dichas cotizaciones se han reducido esta campaña más de un 40% respecto a la anterior. Tal y como indicamos en el comunicado que publicamos junto a las organizaciones agrarias, la manifestación servirá también como protesta ante la crisis de precios que atraviesan el resto de viticultores valencianos, cuya cosecha se emplea en la producción de vinos”, afirma José Manuel Medina, presidente de la sectorial del vino de la Federación de Cooperatives Agro-Alimentàries.

Bajo el lema Por el Cava y el Sector Vitivinícola’, agricultores de Utiel-Requena y del resto de comarcas productoras de vino  y convocados por la Coordinadora Campesina del País Valenciano-COAG, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y La Unió de Llauradors i Ramaders y apoyados por la Federación de Cooperatives Agro-Alimentàries, comenzarán la marcha  y tractorada a las 11.00 h en el Monumento a la Vendimia de Requena en contra de los precios de ruina que las grandes bodegas están tratando de imponer a la uva destinada a la elaboración de cava y vino. Al finalizar el trayecto por la Avenida de Arrabal, el presidente de la entidad sin ánimo de lucro para la Promoción Agroalimentaria de Calidad de la Comunitat Valenciana (Proava), Félix Cuartero va a leer un manifiesto en defensa de este sector que constituye un motor económico de primer orden y desempeña un papel esencial en la preservación del paisaje y el medioambiente.

José Manuel Medina califica esta situación que está viviendo el sector como “un problema importante, ya que a lo largo de los últimos meses las uvas se han cuidado y cultivado para ser transformadas en vino base cava, por lo que ahora es muy difícil destinarlas a otras clases de vino”.

Igualmente, Medina hace hincapié también en que “el descenso de los precios se ha notado en todas las variedades, pero principalmente en la Macabeo y la Garnacha. Estamos en una temporada con un descenso de producción respecto a la anterior, pero con abundante stock procedente de la campaña pasada en el mercado”, destaca el presidente de la sectorial del vino.

Medina reconoce también que “los costes de producción se mantienen para los productores pese a que las cotizaciones de la uva bajen”. El representante de Cooperatives Agro-Alimentàries es consciente también de que “un descenso en las cotizaciones afecta a los márgenes de rentabilidad que tenemos, condicionando en ocasiones la viabilidad de las plantaciones”. Por ello, pide a los agricultores que se asocien en cooperativas ya que permite concentrar la oferta y contar con mayor peso en la negociación con otros operadores. De igual forma, ayuda a reducir los costes generando economías de escala y permite obtener salidas para el producto que los agricultores no podrían alcanzar individualmente”, argumenta.

A juicio del presidente de la sectorial del vino y matizando que no se debe entrar a valorar las motivaciones de las empresas para ofrecer precios más bajos por la uva, “entiendo que las bodegas buscan la mayor rentabilidad posible y que tratan de aprovechar en beneficio propio las condiciones de los mercados y el entorno en el que se desarrolla la campaña. Por nuestra parte, solo podemos valorar el efecto que tiene sobre los productores y las cooperativas esta situación y el perjuicio que nos causa”, incide Medina.

En cuanto a las previsiones de cosecha para la presente campaña, Medina subraya que “nos encontramos en un contexto con una menor producción y mayores stocks procedentes de la campaña anterior“. A pesar de todo,  concluye Medina, “vamos a seguir elaborando vinos y cavas de la máxima calidad, consolidando nuestro prestigio y llegando a consumidores de todo el mundo. Si las cotizaciones actuales se mantienen, los márgenes de rentabilidad de los productores se reducirán notablemente, pero esto es una situación que probablemente no tendrá un reflejo de cara al consumidor y que se sustanciará más en una alteración de los márgenes de cada uno de los agentes que forman parte de la cadena”.

Vendimia Utiel-Requena

Otra razón más para manifestarse

La Unió de Llauradors señala que, según los datos de pagos realizados por el Fondo Español de Garantía Agraria (Fega) al sector vitivinícola a fecha de 25 de agosto, una vez más se vuelve a correr el riesgo de perder fondos comunitarios del Plan de Apoyo al Sector Vitivinícola de España (Pasve). Este es un motivo más, a juicio de la organización, para manifestarse hoy en Requena y anima a participar en la misma.

Los datos de ejecución del Fega a 25 de agosto, apuntan un gasto realizado en las diferentes medidas del Pasve (Promoción en países terceros, Reestructuración y Reconversión, Inversiones y Destilación de Subproductos,…) de 73,5 millones de euros y quedarían, por lo tanto, menos de dos meses para ejecutar el resto de fondos, es decir, otros 136,9 millones de euros.

La Unió considera que si bien, habitualmente, el ritmo de ejecución se acelera de manera importante en esta última fase del ejercicio, lo cierto es que la ejecución actual está bastante por debajo de la media de los años anteriores y muy lejos de 2015 y 2016, en los que sí se gastaron la totalidad de los fondos.

La organización señala que solo se presentaba a esta fecha una peor ejecución en la campaña pasada, cuando se perdieron 48,9 millones de euros del total de 210,3 millones de euros que anualmente la UE pone a disposición del sector del vino de España a través del Pasve, como ya se destacó.

De confirmarse una nueva pérdida de fondos, esta se añadiría a las que ya se produjeron en el Pasve anterior en las campañas 2014 (18,6 millones de euros); 2017 (8,4 millones de euros) y 2018 (48,9 millones de euros).

La Unió cree que deben superarse las actuales ineficiencias técnico-administrativas o introducir nuevos mecanismos en la distribución de fondos que permitan un mayor aprovechamiento de los recursos. Igualmente, en opinión de la organización, sería conveniente dar una mayor flexibilidad a ciertas medidas, como promoción e inversiones, para facilitar la participación de las pequeñas y medianas bodegas.

En cualquier caso, reclama una implicación del sector y de las administraciones y las reformas que sean necesarias para evitar pérdidas de fondos. “No podemos trasladar a Bruselas la sensación de que a nuestro sector no le hacen falta estos recursos, y mucho menos con los problemas de valoración del producto, uva o vino que sufrimos muchos viticultores”, apuntan fuentes de la organización. “Sería muy peligroso de cara a la negociación de la futura ficha financiera del Pasve para España que no está definitivamente cerrada hasta la aprobación de la Reforma de la PAC y sus presupuestos”, añaden.

Suscríbete a nuestra newsletter