La información económica de los líderes

Roberto Bautista llega al US Open en su mejor momento tenístico

El tenista castellonense ha entrado con todo merecimiento entre los 10 mejores jugadores del mundo

Archivado en: 

Roberto Bautista junto a Rafa Nadal en un entrenamiento en Flushing Meadows

Roberto Bautista, que sorprendió en el pasado torneo de Wimbledon al llegar hasta las semifinales, en las que se enfrentó a Novak Djokovic, encara ahora el Abierto de Tenis de EE.UU. en el que describe como “el mejor momento” de su carrera, tras haber entrado en el top 10 de la ATP.

“Vengo en el que puede ser el mejor momento de mi carrera, con muchas victorias este año y con buen ritmo en pista rápida después de toda la gira de tierra y hierba y buenas sensaciones”, ha declarado el tenista español.

Su primer rival es una incógnita, puesto que nunca se han enfrentado. Será el jugador kazajo Mijail Kuskushkin, de 32 años y que ocupa en la actualidad el puesto 44 en el ranking de la ATP.

Bautista llega a Flushing Meadows después de haber participado en una serie de torneos americanos, como el de Cincinatti, tras el que ha logrado ascender hasta el décimo puesto del ránking de la ATP.

Es el resultado de toda una vida dedicada al deporte: “Es un premio a muchos años de trabajo, mucho sacrificio, y ojalá pueda seguir escalando posiciones en el ránking y estar el máximo tiempo posible con los mejores del mundo”, explica el tenista de 31 años, que juega como profesional desde 2005.

El castellonense llegó a situarse en el puesto 14 hace cinco años, a muy poquitos puntos, como recuerda, del top 10. Ahora, con más experiencia, entra con todos los honores en el grupo más exclusivo del tenis.

“Hay veces que se tienen que dar un par de resultados buenos para llegar al top 10, pero sí que es verdad que ahora me siento mucho mejor jugador que hace 6 años, con más experiencia, con muchos más conocimientos”, aseveró Bautista.

Pese a que llega en un buen momento a Nueva York, es muy consciente de las dificultades que se encontrará en el campeonato, como el pegajoso clima que normalmente se vive en la Gran Manzana en el periodo estival.

“Van a ser partidos difíciles porque la humedad y el calor aquí son un rival más (…). Son condiciones climáticas extremas”, confiesa Bautista, que es consciente además de que entre los favoritos del Abierto de Tenis de EE.UU. están los nombres habituales: Rafa Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer.

Creo que vienen en un buen momento de forma, con confianza, y en un ‘grand slam’ de cinco sets siempre son los rivales a batir”, explica.

Con Djokovic, precisamente, se encontró Roberto Bautista en una semifinal inesperada de Wimbledon, un maestro de la raqueta con el que, también en esta ocasión, prefiere cruzarse en las últimas etapas del torneo.

“Me gustaría enfrentarme lo más tarde posible a Novak. Está claro que si llego a enfrentarme será en rondas importantes, con lo cual creo que tengo que estar concentrado desde el principio del Abierto de Tenis”.

El partido en Londres contra Djokovic atrajo la atención especial de los medios de comunicación por la presencia inesperada de Roberto Bautista. Tan inesperada que el propio jugador se vio forzado a cambiar los planes de su despedida de soltero, que había programado para ese fin de semana, dando por sentado que ya no seguiría en Wimbledon.

“(Los tenistas) tenemos muy pocos fines de semana libre al año y el calendario está muy apretado. Ya con tiempo me guardé ese fin de semana para mí y para celebrar mi despedida de soltero y bueno, gracias a que jugué muy bien en Wimbledon se complicó todo”, cuenta el número 10 del mundo.

“Por suerte mis amigos pudieron vivir conmigo y compartir una de las mejores experiencias como deportista que fue esa semifinal en Wimbledon en la pista central contra Djokovic”, detalla Bautista, que inicialmente había planificado unos días de descanso en Ibiza de cara a la boda con su novia, Ana Bodí Tortosa, el próximo mes de noviembre. Helen Cook EFE

Suscríbete a nuestra newsletter