La información económica de los líderes

Balance de cuentas

Las azulejeras Marazzi Iberia y Torrecid cierran en positivo el ejercicio económico

La empresa de la familia Michavila facturó 454,8 millones en 2018 y se planta, mientras que las ventas de la firma del grupo Mohawk fueron de 76,5 millones

Archivado en: 

Torrecid colabora con la UJI en el campo de la formación impulsando unas becas de postgrado.

Los resultados financieros de las empresas azulejaras con vinculación al cluster cerámico de Castellón, a pesar de ser positivos, apuntan signos de desaceleración del sector. Tras los últimos movimientos de absorción de empresas, casos de Victoria PLC o Pamesa, las cuentas presentadas por Marazi Iberia y Torrecid permiten observar la tendencia del sector, que tuvo un buen primer semestre en 2018 y que apunta a ralentización en el inicio del actual, aunque las perspectivas generales sean optimistas y apunten a crecimientos moderados.

Marazzi Iberia, propiedad de la multinacional estadounidense del sector de los revestimientos cerámicos Mohawk, cerró 2018 con unas ventas totales de 76,5 millones de euros, 6 millones menos que en 2017, lo que se traduce en una merma de la facturación del 7,6 por ciento, según los resultados publicados

En el caso de la empresa de l’Alcora, Torrecid,   facturó un 8,5 por ciento más en 2018 que en 2017, alcanzando los 454,8 millones de euros, en buena parte impulsados por los ingresos de sus filiales internacionales. Y es que cuenta, además de la planta castellonense, con otras seis firmas en España, 19 por todo el mundo y varias sucursales para dar servicio, según apunta en su balance anual, a clientes repartidos en en 135 naciones.

En su informe de gestión Marazzi apunta que acusó la ralentización de la economía internacional en 2018, mientras que se resalta el buen comportamiento del mercado interior, “especialmente positivo”. Ese informe recoge que el pasado ejercicio invirtió 5,36 millones de euros en bienes de equipo, fundamentalmente para incorporar las nuevas tecnologías con las que mantenerse en primera línea de mercado. Asimismo, anuncia que rediseñará su estrategia para adaptarse a los cambios del mercado.

El conglomerado empresarial  Torrecid, que tutela la familia Michavila, cerró el ejercicio, según su informe, con unos beneficios de 12,1 millones de euros, un 43,9% más que en 2017. Sus cuentas consolidadas adjudican a la matriz un beneficio de  12,5 millones, pero apuntan ligeras pérdidas que atribuyen  al resto del grupo. A pesar de ello, las cuentas individuales de la matriz alcorina  señalan que su resultado final alcanzó los 9,8 millones de euros. El buen resultado de explotación se explica por las ventas de fritas, esmaltes y colores cerámicos de la matriz del grupo por un montante de 186,6 millones de euros.

Torrecid cuenta con 2.259 empleados, tras la ampliación acometida en 2018 y se plantea seguir adelante con su expansión el sector.

Suscríbete a nuestra newsletter