Entrevista a Francisco Blanes, director del Instituto ai2

Blanes: “Un ecosistema DIH puede devolver la producción a las fábricas de la Comunitat”

El Instituto ai2 trabaja en la puesta en marcha de un Hub de innovación digital en robótica que beneficiará a los sectores tradicionales valencianos como el del textil

Archivado en: 

Francisco Blanes, director del Instituto ai2, junto a uno de los brazos robóticos que desarrollan en el centro de investigación. |E3

El Instituto Universitario de Automática e Informática (Instituto ai2) trabaja desde 2016 para generar un ecosistema de innovación digital (DIH Hub) con el que estimular la adopción de la robótica, los sistemas cíber físicos y la inteligencia artificial por parte de las pymes valencianas. El HUB4.0MANUVAL, como se ha denominado, “puede reforzar la capacidad de incorporar esa innovación y que vuelva la producción a las fábricas de la Comunitat Valenciana”, expone Francisco Blanes, director del Instituto ai2.

“Absolutamente todos los sectores se verán beneficiados por los desarrollos en robótica”, indica Blanes pero puntualiza que en la Comunitat, dada la conformación de su industria, “las áreas más susceptibles de poder beneficiarse son los sectores tradicionales como el del textil, el del calzado o el del mueble, sectores que sufrieron al ver su producción irse fuera”.

El proyecto de establecer un ecosistema de innovación digital centrado en la robótica promovido desde la Universitat Polítecnica de Valencia (UPV), a la que pertenece el Instituto ai2, se inició gracias a una ayuda en 2016 de la Comisión Europea para “financiar un estudio de viabilidad para la puesta en marcha de un DIH en la Comunitat”, explica el director. En 2018 fue la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) la que otorgó 18.000 euros al instituto con los que este actualizó los informes de viabilidad.

Acuerdo entre el Ivace y el Instituto ai2

“Las conclusiones de los estudios apuntan a que existe una necesidad del DIH, hay empresas que apoyan que se ponga en marcha”, expone Blanes. Este año ha tomado el testigo de la AVI el Ivace que destinará 225.000 euros para continuar con el proyecto de HUB4.0MANUVAL. El convenio de colaboración entre ambas entidades se extiende hasta el 31 de diciembre de este año, un periodo, según señala el director del Instituto ai2 “menor que el que desearíamos, pero entiendo que el proyecto trascenderá al 2019. Otra cosa es que sea la UPV quien esté detrás de él”.

Añade que el Hub ”al final debe tener su vida propia y no sabemos cómo va a evolucionar en 2020”. Indica Blanes que la idea es que en plazo de entre uno y dos años, el ecosistema de innovación digital tenga una “entidad propia” y que tanto la UPV como el Instituto ai2 pasen a ser “un partner más de todo un conjunto de centros de investigación que colaboren y cooperen para dar esas soluciones de innovación a las empresas”.

El objetivo de la colaboración este año entre el Ivace y el Instituto de Automática e Informática es la elaboración de un informe “sobre modelos de gobernanza de una institución o ecosistema de este tipo”, es decir, la organización que debe tener el Hub de innovación en robótica.

“También se realizará un estudio sobre los mecanismos de evaluación de la entidad”, apunta Blanes y destaca que gran parte de la ayuda irá destinada a investigación en robótica. A su vez, señala que durante esta fase “no es un propósito principal” buscar la transferencia de estas tecnologías a las empresas, ya que se trata de “una fase de investigación”.

Tres líneas de investigación en robótica

Explica que en el Instituto, y al amparo del convenio suscrito, se abordarán tres líneas de investigación. Una dedicada a la robótica colaborativa en manipulación, es decir, la investigación en sistemas de manipulación de objetos con robots colaborativos. Otra se centra en la aplicación de los robots a actividades de logística, y una última, vinculada a la inspección de calidad de objetos mediante brazos articulados con sistemas de visión artificial en tres dimensiones.

Resalta Blanes que la utilización de robots colaborativos redundará en beneficios para las pequeñas y medianas empresas valencianas. Estos robots, más sencillos de programar y que pueden realizar tareas muy diversas, pueden ser utilizados en múltiples áreas, lo que hace que la inversión en ellos resulte más rentable a las pymes. “Hasta ahora la robótica era una robótica de gran empresa (por los costes de inversión) donde el robot realizaba una única labor en una posición fija”, explica Blanes.

Por último, el director del Instituto ai2 ve “positivo” el esfuerzo del Gobierno valenciano en materia de innovación con medidas como la AVI o la nueva conselleria de Innovación. “Veo una buena predisposición a apoyar la innovación, la investigación y la generación de impacto en las empresas”, destaca Blanes quien señala que la Generalitat tiene “una fuerte intención” de potenciar la industria valenciana y que para ello “los centros de investigación y el apoyo gubernamental pueden favorecer la evolución de la producción para que sea más competitiva y este basada en el diseño y la innovación”.

Suscríbete a nuestra newsletter