La información económica de los líderes

Entrevista

David Pistoni (Zeleros): “En tecnología, no tenemos nada que envidiar a Silicon Valley”

El CEO de la startup desarrolladora del hyperloop señala que "quizá lo más diferencial son los ritmos y los tiempos que se manejan allí, todo va más acelerado"

Archivado en: 

David Pistoni, CEO de Zeleros. | E3

La empresa valenciana Zeleros, ganadora territorial de los Premios Emprendedor XXI, ha viajado a Silicon Valley junto con otros ganadores y finalistas de los premios impulsados por CaixaBank, a través de DayOne, su división especializada para empresas tecnológicas e innovadoras. La estancia en el gran ecosistema tecnológico californiano ha sido organizada por Esade en colaboración con la Singularity University. Economía 3 ha podido conversar con David Pistoni, CEO de la startup desarrolladora del hyperloop, a su regreso.

-¿Qué es lo que más te ha impresionado de Silicon Valley?

-Destacaría varias cosas. La primera, el hecho de compartir con otras startups todo el viaje, el evento, las sesiones, y que, además, esas startups nos salíamos del formato tradicional, por decirlo así. Casi todas íbamos más allá de lo que es un producto sencillo que sale al mercado, o un producto más digital… Todos los proyectos eran más ambiciosos a nivel tecnológico, algunos requieren de un tiempo de desarrollo largo, y siempre viene bien conocer gente que tiene unos planteamientos parecidos a los tuyos y saber cómo enfocan sus propios proyectos.

Por otro lado, el ecosistema de Silicon Valley es el polo más grande de emprendimiento de startups y de fondos de inversión del mundo, así que conocer cómo piensan allí, con ese enfoque que tienen de no temer al riesgo y apostar por proyectos. En España, a lo mejor lo primero que miran son las métricas o el histórico de lo que se ha hecho en el último año…Allí no sólo valoran las cifras, sino también el proyecto como tal, el equipo, el producto, y analizan las cosas desde otro punto de vista un poco más arriesgado.

-¿Eso no puede ser porque allí se concentra mucho dinero y por eso pueden arriesgar más?

-Es verdad que hay una concentración de fondos de inversión mucho más densa de la que hay en España. Pero por otro lado, esto también viene de las generaciones anteriores. No sé exactamente si estaremos hablando de la tercera, cuarta o quinta generación de fondos y de startups en EE.UU., lo cual ha permitido especializarse a muchos de esos fondos, otros ya tienen muchas historias de éxito y por tanto se pueden permitir arriesgar un poco más…Digamos que en España, quizá ahora mismo estaríamos entrando en la segunda generación, en la segunda tanda de fondos de inversión. Estamos en un estado más inicial. Están empezando a especializarse, pero en nuestro caso, que somos un proyecto muy de hardware, nos cuesta un poco más encontrar fondos de inversión que encajen con nuestro proyecto. Por eso a veces nos estamos acercando directamente a empresas, buscando inversiones más corporativas. En EE.UU. los fondos son muy variados, hay para invertir en todo tipo de empresas y en cualquier momento de la propia empresa.

-¿Tenías un poco la sensación de estar en el centro del mundo? En el centro del poder tecnológico, vaya…

-Quizá lo más diferencial son los ritmos y los tiempos que se manejan allí. Todo va más acelerado. No creo que sean mejores en tecnología, ni mucho menos. A nivel europeo, y en otras regiones del mundo como Asia, en cuanto a tecnología no tenemos nada que envidiar. Pero allí por la estructura, el ecosistema, todo se lanza más deprisa, además las cifras son más grandes, y eso facilita las cosas en todos los aspectos. Pero no creo que sea una cuestión de que sean mejores en tecnología, o que tengan a la mejor gente. Es un tema de ritmo, y de que sean capaces de fichar a gente muy buena por el hecho de cómo se mueven allí las cosas.

Zeleros

Representantes de CaixaBank junto al grupo de emprendedores con el que han viajado a Silicon Valley. | E3

-Echando la vista atrás, al día en que empezó a andar Zeleros, ¿te hubieras podido imaginar el momento que estáis atravesando ahora mismo? 

-Ha sido poco a poco. Siempre nos hemos centrado en hacer muy bien lo que estuviéramos haciendo en ese momento, ya desde nuestra etapa universitaria. En tomarnos muy en serio el proyecto que tenemos entre manos, desde el principio lo tratábamos con mucho respeto y lo seguimos haciendo. Estamos metidos entre las referencias a nivel mundial en desarrollo del hyperloop y cumplimos pequeños pasos cada día buscando nuestro objetivo, que es tener un medio de trasporte que realmente sea escalable y pueda conectar largas distancias evitando caer en un producto que sólo puedan costear las regiones más ricas o casos muy concretos. Todo ha evolucionado muy rápido y estamos muy contentos, pero tampoco nos confiamos, ni mucho menos. Queda muchísimo por hacer, tenemos grandes planes ahora mismo, entre ellos una pista de pruebas de dos kilómetros que empezaremos a construir el año que viene en Parc Sagunt. Como he dicho, estamos muy contentos con la situación actual, pero también preparados y en marcha para seguir trabajando al mismo ritmo y seguir creciendo.

-¿Qué planes de futuro tenéis?

-Tenemos tres líneas principales. La primera es la línea tecnológica, en la que se incluye la pista de dos kilómetros para probar toda nuestra tecnología junta; la segunda línea es a nivel europeo, trabajando con la Comisión Europea, junto a otras empresas que desarrollan el hyperloop, en la estandarización y regularización de la tecnología, porque al final esto es un nuevo medio de transporte y no hay legislación. Para que llegue cuanto antes, necesitamos trabajar desde ya en todo esto.

-La parte legal siempre es la más lenta…

-Se están empezando a generar los grupos de trabajo y la verdad es que es un tema muy importante. Y la última es que también nos estamos aproximando ya a diferentes clientes potenciales, tanto gobiernos como algunas autoridades portuarias, para detectar bien cuáles son sus necesidades y la mejor forma de enfocar el hyperloop. Y todo esto mientras nos encontramos en una ronda de inversión tras la que esperamos empezar a construir la pista de pruebas el año que viene.

 

Suscríbete a nuestra newsletter