Entrevista a José Tornero, presidente de Daches

“Hay que trabajar en la visión que tienen los países germanoparlantes de los valencianos”

La asociación Daches busca fomentar las relaciones económicas entre los países de habla germana como Alemania, Austria y Suiza y la Comunitat Valenciana

Archivado en: 

José Tornero, presidente de la asociación empresarial Daches.

Alemania es uno de los países con los que más relación guarda la Comunitat Valenciana. Durante 2018 fue el principal destino de nuestros productos al aglutinar el 14 % de las exportaciones valencianas, alcanzando los 4.156 millones de euros. Por su parte, la relación con Suiza también ha sido positiva. Desde 2007 la tendencia de las exportaciones ha sido creciente y en los últimos diez años casi se ha duplicado el valor exportado (con 412 millones de euros exportados en 2017, frente a 160 millones en 2010). Austria, con unas exportaciones que ascienden a 290 millones, también se sitúa entre las principales destinaciones de los productos valencianos.

En este contexto surgió Daches, asociación empresarial que busca fomentar las relaciones económicas entre los países de habla germana, y la Comunitat. “Nuestro objetivo prioritario es fomentar e impulsar las relaciones entre empresarios de los países DACHES -Alemania (D), Austria (A), Suiza (CH) y España (ES)-“, explica José Tornero, presidente de esta plataforma, quien señala que identificaron un gap en las interacciones entre estos países. “Las personas que vienen aquí de estos orígenes no tenían ninguna estructura a la hora de poder colaborar entre ellas a nivel económico”, indica.


“Las personas que vienen aquí de estos orígenes no tenían ninguna estructura a la hora de poder colaborar entre ellas a nivel económico”

De este modo, Pablo Pintado, ahora tesorero de Daches, Gabriele Scheenach, como videpresidenta y el propio José Tornero fundaron la asociación en 2018. “Pensamos que había cuórum para montarla y decidimos dar el paso”, comenta el presidente de la plataforma. En el tiempo que lleva funcionando ya cuenta con 40 miembros y según recalca Tornero hay más de 300 empresarios “que tienen interés en el proyecto”. Entre los socios, se encuentran empresas como Lozano Schindhelm, Valencia Inside, Medicality o Sernoven, entre otras.

“Para conseguir los objetivos propuestos, entre otras acciones se organizan desayunos de trabajo y reuniones periódicas para fomentar el networking, donde puede participar cualquier trabajador, empresario o autónomo que acredite la existencia de relaciones comerciales entre los países de la asociación”, exponen desde Daches. En este sentido, apunta Tornero que la asociación busca nuevos espónsors “para conseguir más presupuesto y hacer proyectos más interesantes”. Por el momento, la actividad de la entidad se limita a Valencia, pero quieren convertirse en una organización de referencia en la Comunitat Valenciana.

“La asociación es útil para los alemanes, suizos y austriacos que vienen a València y quieren emprender y participar en la economía de la Comunitat, así como para el empresario valenciano que quiere salir a exportar y no sabe cómo”, destaca Tornero y añade que “en definitiva, lo que la asociación busca es que los miembros que la integran den un salto cualitativo en sus relaciones comerciales, profesionales y personales”.

Para ello, expone que “tiene un papel fundamental la cultura y el estrechamiento de lazos entre la Comunitat Valenciana y los países germanoparlantes. Nos gustaría acercar la cultura de estos países. Alemania no es solo la Oktoberfest y Suiza no son solo quesos”.

José Tornero, presidente de Daches, en la presentación de la asociación en el hotel Westin.

-¿Qué podemos aprender de estos países?

-A nivel de empresa podemos aprender de ellos. Yo trabajo con empresas alemanas, suizas y austriacas y son a nivel de negocio muy estructurados, están muy bien planificadas. Nos pueden aportar visibilidad y nuevos planteamientos de negocio, otras posibilidades. Además, a nivel cultural, temas como gastronomía y música podemos también enriquecernos. Cosas que no nos llegan, solo nos llega lo del Oktoberfest.

-¿Cómo impulsar las relaciones entre la Comunitat y los países germanoparlantes?

-Se puede hacer destinando fondos y estando presentes allí. El negocio que va de España a Alemania se puede impulsar a través de las relaciones institucionales, algo que se está haciendo según me consta. Por otro lado, hacer más amable nuestra comunidad para el extranjero que llega aquí dispuesto a invertir.

-Antes comentabas que Alemania no es solo la Oktoberfest y que Suiza no son solo quesos. ¿Somos nosotros solo la paella, la naranja y las fallas?

-Hay que trabajar en la visión que tienen los países germanoparlantes sobre nosotros. A través de Daches, intentamos dar una nueva visión y variar la percepción antigua que se tiene de la Comunitat. Una visión que ya está cambiando. Existe mucho valenciano que ya ha salido hacia afuera, ha estado de erasmus, ha conocido los países germanos y ha dejado una imagen positiva. Tan positiva que València es una de las primeras ciudades a nivel erasmus de Europa. Todo eso hace que la percepción cambie.

La gente de estos países puede venir pensando que existen una serie de tópicos, pero luego descubren que la Comunitat Valenciana es muchísimo más. Solo fomentando las relaciones, la marca mejora. ¿Cómo se puede hacer? Haciendo las cosas bien, tratando la marca valenciana muy bien y fomentando las relaciones con las personas. Al final exportar la marca es simplemente darla a conocer.

-Por último, ¿qué objetivos os marcáis en Daches?

-A partir de septiembre tenemos una serie de eventos proyectados. Los organizan diferentes empresas. Tenemos planificado visitas a compañías importantes. También hemos organizado una charla sobre cómo se puede crear una empresa en España y cuál es la fiscalidad. Además, realizaremos un curso de LikedIn. Queremos mantener nuestro evento de networking que hacemos el último jueves de cada mes. Y luego hacer un evento al mes. Esa es nuestra idea.

Cada vez más empresas quieren colaborar. De septiembre a diciembre tendremos un ritmo frenético de eventos que esperamos mantener el próximo año. Se produce un goteo constante de crecimiento de socios que van llegando y queremos llegar al final de año duplicando nuestro numero de socios. Somos 40, llegar hasta 80.

La base es que la gente que está aquí dentro lo hace de corazón. Los que lo creamos lo hicimos porque queríamos devolver algo a los países que tanto nos habían dado. El amor a estos países es lo que hace que se mueva la asociación.

Suscríbete a nuestra newsletter