La información económica de los líderes

Reacciones a los datos de julio

La CEV insiste en impulsar el diálogo social tras los datos “negativos” del paro

Comisiones Obreras indica que se trata de un pésimo dato y ha emplazado al Consell a continuar con la transformación del sistema productivo

Mesa de diálogo social recientemente constituida | Foto: GVA

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) realiza una valoración negativa de los datos del paro y afiliación correspondientes al mes de julio de 2019. Negativa porque, pese al descenso del paro en las provincias de Castellón y Alicante, el aumento registrado en la de Valencia, sitúa a la Comunidad, en un mes tradicionalmente positivo para el mercado laboral, como una de las CCCAA en las que el paro mensual aumenta, tanto en términos absolutos como relativos. Aunque en términos interanuales haya descendido en 13.499 personas, el desempleo en el mes de julio crece en la Comunidad en 639 personas y llega a los 352.000 parados.

Y negativa porque el paro aumenta en todos los sectores, salvo en el industrial y en el colectivo sin empleo anterior.

La provincia de Valencia también registra un mal dato de afiliación a la Seguridad Social, no obstante, en el conjunto de la Comunitat Valenciana crece en un porcentaje interanual del 3’07 %. Estos datos, hechos públicos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, unidos a los ofrecidos por la encuesta de población activa correspondiente al segundo trimestre del año del INE, según la cual el nivel de ocupación conjunta creció con menos intensidad que en otros territorios y decreció incluso en algunos sectores, confirman que la economía sigue ralentizándose.

Análisis provincial y sectorial

La provincia de Castellón es la que registra un mejor dato de paro, con un descenso del 1´56 % en tasa mensual. El paro baja en todos los sectores, a excepción de la construcción.

Aunque de forma discreta, también baja el número de parados en Alicante, un 0´36 % en tasa mensual. Sube el número de parados en agricultura y construcción, pero baja en el sector industrial, en el colectivo sin empleo anterior y, especialmente, en el sector servicios.

La provincia de Valencia es la que ofrece peores cifras de paro. Sube en 1.721 personas y únicamente el colectivo sin empleo anterior y el sector industrial registran menos parados. Tampoco los condicionantes estacionales han contribuido a un buen dato en el sector servicios donde se encuentra la mayor subida en el número de parados.

Por ello, a la vista de que la ralentización es un hecho, la CEV insiste en la conveniencia de impulsar el diálogo social y en la necesidad de que las políticas económicas que aborden los nuevos Gobiernos no lastren los niveles de competitividad de las empresas y favorezcan un crecimiento inteligente y sostenible.

El peor junio

Mucho más duro ha sido Comisiones Obreras. El sindicato ha denunciado que estamos ante “el peor dato de paro de un mes de julio desde 2008 y que el aumento del desempleo sigue siendo mayoritariamente femenino”.  Según la secretaria de Formación y Empleo de CCOO PV, Ana García,  “a la precariedad laboral que se ha instalado en nuestro mercado de trabajo se le suma el preocupante incremento del paro en plena temporada turística”.

La responsable sindical ha emplazado al Gobierno valenciano a “continuar con la transformación del sistema productivo para generar empleo de mayor calidad y, para ello, una apuesta decidida por invertir en sectores como educación, sanidad, servicios sociales, dependencia, energías renovables, I+D+i, rehabilitación de edificios con eficiencia energética o infraestructuras públicas”.

Para Ana García, “es necesario un compromiso de toda la sociedad valenciana hacia ese cambio, que evite la actual situación de precariedad laboral que nos lleva a la pobreza social del mañana, unos retos que se han de afrontar desde las mesas del diálogo social a las que el sindicato llevará sus propuestas“.

Para CCOO PV, “es importante que se siga aplicando desde la Inspección de Trabajo el Plan Director por un Trabajo Digno, mediante el que se está aflorando empleo, convirtiendo contratos temporales en indefinidos, ampliando jornadas parciales y reconociendo la laboralidad de la figura del falso autónomo o del personal becario“.

Una visión menos negativa

Por el contrario, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, ha destacado el aumento en 1.267 personas más afiliadas a la Seguridad Social en la Comunitat Valenciana el pasado julio. Un incremento que representa un crecimiento del 0,07% respecto al mes de junio. Para el responsable de Empleo de la Conselleria de Economía Sostenible, “se trata de unos datos marcados por la estacionalidad, que muestran como muchas personas se inscriben en el paro para encontrar trabajo durante el verano, al mismo tiempo que se incrementa la demanda efectiva de trabajo y por tanto la afiliación“. De este modo ha explicado que una interpretación posible, comparando con años anteriores, “es que las contrataciones se han avanzado este año, puesto que en el mes de junio el paro bajó de una forma muy importante en la Comunitat Valenciana” (-5.067, -1,42%).

Además, ha asegurado que este comportamiento de incremento del paro, pero de mejora de la afiliación, es común a otras comunidades autónomas costeras turísticas, como Baleares o Cataluña.
Los datos del paro en la Comunitat Valenciana en cuanto a sectores revelan una evolución por sectores bastante heterogénea, de forma que la construcción es la que peor comportamiento ha registrado con un incremento del 2,74%, mientras que el sector de las personas sin empleo anterior es el que más se ha reducido (-3,06%).

Por último, Nomdedéu ha afirmado que “somos conscientes de los problemas de precariedad y temporalidad que predominan en muchos puestos de trabajo de tipo estacional, y es por eso que continuaremos impulsando medidas en la línea, por ejemplo, de la constitución del Observatorio del Trabajo Decente que anunciamos hace unas semanas“.

Suscríbete a nuestra newsletter