La información económica de los líderes

Aimplas investiga como eliminar microplásticos de las aguas residuales

El proyecto, en el que participan la Universitat de València y Aguas de València, está financiado por la AVI

El Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas, desarrollará en colaboración con Aguas de València y la Universitat de València nuevos sistemas de tratamiento para retirar los microplásticos presentes en las aguas residuales, tanto urbanas como industriales.

La iniciativa cuenta con el respaldo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) que, entre 2019 y 2020, aportará a este consorcio más de 430.000 euros de financiación en el marco de su programa de ayuda a proyectos estratégicos en cooperación.

El proyecto, bautizado como Microplast, tiene como fin último la eliminación de estos microplásticos en las estaciones depuradoras y de reciclado, si bien también prevé el desarrollo de una metodología estandarizada para obtener datos homogéneos en torno a la presencia de estas partículas en ambas fuentes de agua residuales.

El proyecto responde a la creciente preocupación por la proliferación en el medio ambiente de partículas de materiales plásticos cuyo tamaño es inferior a los 5 milímetros.

“Esta preocupación ha llevado a realizar numerosos estudios e investigaciones sobre estas partículas, pero son trabajos con disparidad de conclusiones y que, hasta la fecha, no han llegado a evidenciar un peligro para la salud de las personas o el medio ambiente”, ha explicado Elena Domínguez, investigadora principal del proyecto en Aimplas

Además de desarrollar una metodología para cuantificar la presencia de microplásticos, el proyecto desarrollará dos tecnologías distintas para su eliminación: una basada en filtros de arena y carbón activado, y otra de reactores de membrana.

Aimplas aportará su conocimiento, recursos humanos y equipamiento en materia de identificación para desarrollar el método de detección y cuantificación de microplásticos. Además, realizará los análisis de las aguas procedentes de los procesos industriales de reciclado en su planta piloto.

Por su parte, científicos de la Universitat de València integrados en el grupo de investigación Calagua desarrollarán los nuevos métodos de filtrado basados en membranas, mientras que Aguas de Valencia hará lo propio con los filtros de arena y carbón activado al tiempo que aporta sus instalaciones para analizar la presencia de microplásticos en las aguas residuales de sus plantas depuradoras.

Suscríbete a nuestra newsletter