La información económica de los líderes

La barraca sostenible de Azalea destaca en la competición Solar Decathlon

Segundos en eficiencia energética y terceros en ingeniería y construcción, falta conocer la clasificación en el apartado de arquitectura que se dará a conocer el domingo

El equipo de Azalea UPV en la competición que se celebra en la ciudad húngara de Szentendre

A falta de conocer los resultados finales, Azalea, el equipo integrado por una treintena de estudiantes de la Universitat Politècnica de València (UPV) que se encuentra disputando en Szentendre (Hungría), desde el pasado 26 de junio, la final de la Solar Decathlon Europe 2019 (SDE 2019), obtiene magníficos resultados en la competición internacional universitaria de mayor prestigio sobre diseño y edificación de viviendas sostenibles.

Si la semana pasada, Azalea UPV se llevó el segundo premio en Eficiencia Energética, ahora ha sido galardonado con el tercer premio en Ingeniería y Construcción, otra de las categorías más potentes de la competición.

En estos momentos, el equipo valenciano se encuentra a 1 punto de equipo TU de Delft (Países Bajos) y a dos del belga The Mobble.

Únicamente queda por conocer el resultado de la categoría de Arquitectura, cuyo trabajo en la barraca sostenible valenciana explicaron al jurado tres miembros del equipo: Ana Martínez, María Vázquez y Sergio Martínez.

La puntuación de Arquitectura se conocerá el próximo domingo por la mañana, día en el que se celebrará la gala de entrega de premios que pondrá broche a una competición cuya próxima edición tendrá lugar en 2021 en Wüppertal (Alemania).

El Solar Decathlon es una competición universitaria de ámbito internacional impulsada en 2002 por el Departamento de Energía de los Estados Unidos y que, desde 2010, se celebra también en Europa, abierta, eso sí, a universidades de todo el mundo que quieran participar.

El equipo de Azalea, conformado directa o indirectamente por alrededor de medio centenar de estudiantes de casi una veintena de titulaciones distintas de la UPV, obtuvo una de las mejores puntuaciones en el proceso de selección de los finalistas, realizado en diciembre de 2017, y superó los dos talleres previos de presentación de las maquetas de las instalaciones.

Tras edificar durante meses en el campus de Vera su barraca sostenible, Azalea se enfrentó al reto de transportar y replicar, en apenas dos semanas, la construcción de la vivienda en la final de Hungría, donde se ha convertido en uno de los iconos de la competición.

Suscríbete a nuestra newsletter