La información económica de los líderes

Inauguración del Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible

El Ayuntamiento de València y la FAO firman el protocolo de acciones del Cemas

El director de la FAO ha explicado que el papel del Cemas va a ser el de "evaluar y monitorizar los proyectos y acciones que lleven a cabo más de 200 ciudades"

Joan Ribó recibe al director general de la FAO, Graziano da Silva, con motivo de la presentación este lunes del Centro Mundial de València para la Alimentación Sostenible (CEMAS). | Foto: EFE/Manuel Bruque

El alcalde de València, Joan Ribó, y el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, han firmado esta mañana el protocolo de intenciones para el establecimiento y coordinación de las acciones, proyectos y programas del Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible (Cemas). El centro será inaugurado esta tarde, en un acto presidido por la reina Letizia.

Ribó ha expresado su “satisfacción profunda por la puesta en marcha de este centro mundial, y por haber llegado hasta aquí tras un camino de cuatro años desde que comenzó el proceso de vinculación de nuestra ciudad a través del Pacto de Milán y de la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible 2017”. “Hoy es un día grande para València”, ha asegurado el alcalde, que ha recordado que nuestra ciudad “nació en la huerta, y hemos luchado por conservarla, con elementos emblemáticos como el Tribunal de las Aguas o la Tira de Contar, pero también con políticas de protección y de impulso a la agricultura de proximidad, como las que hemos llevado a cabo en los últimos años”.

El director general de la FAO también ha destacado la importancia de este nuevo centro mundial, y ha subrayado el papel fundamental de València al asir la bandera de la sostenibilidad y hacer posible su puesta en marcha. El responsable de la agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ha asegurado que son las ciudades las que tienen que propiciar y liderar las políticas de sostenibilidad alimentaria, y ha explicado que el papel del Cemas va a ser el de “evaluar y monitorizar los proyectos y acciones que lleven a cabo más de 200 ciudades de todo el mundo: se analizarán las metodologías que desarrolle la FAO, se determinará y se medirá su progreso, y se recogerán y compartirán las buenas experiencias para que puedan ser reproducidas en diferentes urbes”, ha añadido.

Tanto Ribó como Graziano da Silva han lamentado el empeoramiento generalizado de los datos sobre nutrición en todos los países del planeta. “La alimentación preocupa cada vez a más gente, pero no damos pasos hacia adelante, sino parece que hacia atrás”, ha explicado el alcalde de València, quien ha destacado el incremento de la desnutrición, paralelo a un aumento general de la obesidad y, específicamente, de la obesidad infantil.

Por eso, ha afirmado que “no podemos dejar un asunto tan importante como el de la alimentación en manos de la espontaneidad, de las multinacionales ni de los mercados, puesto que se trata de un derecho fundamental”.

El director general de FAO ha explicado que, aunque el hambre es una circunstancia ya bien conocida por las autoridades, que está controlada y localizada en los procesos bélicos y sequías, el problema actual principal global es la malnutrición (anemias, obesidad, deficiencias nutricionales…) “que crece de forma desordenada y descontrolada, y que exige una respuesta inmediata, especialmente por parte de las ciudades”.

Suscríbete a nuestra newsletter