La información económica de los líderes

La OCDE anima al sector agroalimentario a prepararse para la sostenibilidad

Productividad, sostenibilidad y políticas medioambientales serán prioritarias en la evolución de la agricultura, ganadería y pesca del futuro

La OCDE prevé un aumento de la demanda de productos agrícolas a ritmo más lento en la próxima década, según se desprende del estudio de perspectivas agrícolas de la OCDE-FAO. Esta desaceleración vendrá en parte por la menor producción agrícola destinada a biocombustibles.

El informe repasa la evolución en cuanto a producción de alimento y constata que la fuerte presencia en el comercio internaconal de las regiones de Amèrica del Sur, que se han convertido en los principales exportadores. Por el contrario, la importaciones aumentan en África y Asia, especialmente China, una tendencia que continuará en los próximos años.

Ante esta situación de aumento del comercio internacional de alimentos, la OCDE subraya la creciente importancia del comercio internacional para la seguridad alimentaria mundial.

En cuanto a la digitalización, el informe OCDE-FAO señala que el sector de la alimentación, agricultura y pesca tendrá que ubicarse dentro de este marco más amplio, para garantizar la coherencia en todos los ámbitos políticos a nivel nacional y para evitar la fragmentación de las políticas a nivel internacional. Esto requerirá un mayor nivel de cooperación internacional del que se tiene hoy en día. En varios países, también se requerirán mayores inversiones y colaboración público-privada en infraestructura digital y su respectiva educación y capacitación, de las que existen en la actualidad.

Otro foco de atención es la mejora de la productividad y la resistencia a los cambios climáticos, incluyendo el desarrollo de productos menos perjudiciales para el medio ambiente que hagan de la agricultura una actividad más sostenible.


La producción de alimentos es suficiente para satisfacer la demanda mundial


La producción mundial de alimentos, agricultura y pesca está en camino de satisfacer la creciente demanda mundial. La capacidad del sector para responder incluso a aumentos inesperados de la demanda sigue siendo fuerte, tanto en las regiones desarrolladas como en vías de desarrollo.

El informe solicita más esfuerzo por parte de los gobiernos hacia el I+D y la transferencia de tecnología, ya que los beneficios son enormes. Un esfuerzo que también debe extenderse al comercio, ya que, asegura el informe, las restricciones fronterizas afectan especialmente al sector alimentario, agrícola y ganadero.

Una de las incógnitas es si el crecimiento continuo de la producción se puede lograr de manera sostenible. La agricultura tiene una huella ambiental considerable, ya que es el mayor usuario de los recursos de tierra y agua del mundo y una importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero. Además, existe una creciente presión sobre la pesca, mientras la acuicultura degrada los ecosistemas, añade el informe.


El informe recomienda abandonar políticas ineficaces y liberar recursos financieros para apoyar un sector productivo sostenible


Para la OCDE, los gobiernos deberían abandonar las políticas ineficaces y liberar recursos financieros para apoyar un sector productivo sostenible. Entre estas medidas apunta a eliminar los incentivos a las políticas existentes para aumentar la productividad, sostenibilidad y resiliencia; reducir y eventualmente eliminar el apoyo gubernamental directamente vinculado a la producción y al uso de insumos.

También sugiere redirigir los subsidios al sector alimentario, agrícola y pesquero para garantizar la disponibilidad de servicios públicos que beneficien a los productores, consumidores y a la sociedad en general. Esto puede incluir sistemas efectivos de salud humana, animal y vegetal, esfuerzos apropiados de bioseguridad basados en la ciencia, sistemas de innovación agrícola que funcionen correctamente.

La transferencia de conocimiento a todos los niveles territoriales; aprovechar todos los instrumentos disponibles en la lucha contra el cambio climático y la implementación de buenas prácticas de producción agrícola son otras recomendaciones del informe.

Otro aspecto es mejorar la comprensión de la situación financiera y de bienestar de los hogares agrícolas para diseñar medidas efectivas de apoyo a los ingresos agrícolas.

Suscríbete a nuestra newsletter