La información económica de los líderes

Este año, ha remodelado cuatro tiendas en las Comunitat

Makro se suma a la apuesta por productos de proximidad con 200 referencias valencianas

Makro cuenta con seis centros en la Comunitat, donde unos 50 productores locales como Hortalizas Massem se han sumado a la iniciativa de productos de Km 0

Archivado en: 

Makro, filial española del grupo alemán Metro, se ha convertido en sus 45 años de trayectoria en referente de la distribución del sector de la hostelería en España. En la Comunitat Valenciana, cuenta con más de 845.000 clientes y seis de sus 37 centros distribuidos por España: Castellón, Vara de Quart (València), Albuixech (Valencia), Alicante, Finestrat y Elche.

Unida a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la cadena ha puesto en marcha la iniciativa ADN Local, que tiene como objetivo ofrecer productos de proximidad apostando por pequeños y medianos proveedores locales, y una gastronomía 100% sostenible y respetuosa con el entorno.

El 40% de sus ventas son de productos frescos y tal y como explica a Economía 3, Manuel Sierra, director regional “aproximadamente contamos con 200 referencias de productos km 0 en la Comunitat de unos 50 productores locales diferentes”.

Un ejemplo de estos proveedores con los que trabajan en la región es Hortalizas Massem, “gracias a este acuerdo vendemos hortalizas de temporada cultivas y recogidas con técnicas tradicionales y responsables con el medio ambiente”.

En este sentido, el director de Compras de Alimentación de Makro, Asier Bárcena explica que “en nuestro compromiso con las diferentes comunidades en las que estamos presentes, Makro fomenta la producción local de alimentos de la máxima calidad para apoyar la economía local y la creación de empleo, así como ofrecer a nuestros clientes un surtido diferenciador, de acuerdo con unos parámetros de calidad y sostenibilidad”.

El proyecto se asienta sobre tres pilares fundamentales: los productores locales, el producto y el territorio. “Desde ADN Local, ponemos nombre y cara a los productores locales, visibilizando su esfuerzo y trabajo diario y otorgándoles el protagonismo que se merecen”, afirma.

“Asimismo, como socios del hostelero, destacamos la importancia del territorio y del origen de los productos, desde la cercanía, la autenticidad y el localismo. De esta manera, nuestra compañía demuestra su implicación con el desarrollo de las economías locales, apostando por pequeños proveedores y productos autóctonos”, subraya Asier Bárcena.

 Planes de acción a corto plazo

Manuel Sierra confirma a Economía 3 que en estos momentos la compañía está inmersa en un proceso de renovación de sus centros “para ofrecer una experiencia de compra única a través de una propuesta omnicanal con más de 42.000 productos y soluciones”.

Durante este año se han mejorado las instalaciones de los centros de Palma, Murcia, Finestrat, Elche, Castellón y Albuixech, estos cuatro últimos en la Comunitat Valenciana.

Establecimiento en Elche

“La remodelación ha permitido hacer más operativa la compra de los clientes, con el objetivo de adaptarnos a las necesidades de la hostelería y a las tendencias del mercado“.

Asimismo y según explican sus responsables, “con el objetivo de seguir ganando en competitividad”, Makro avanza, al igual que hiciera Metro en otros países, en su estrategia sale&lease back (venta con arrendamiento posterior a largo plazo) “obteniendo liquidez para realizar nuevas inversiones en favor de la eficiencia”.

Así, durante 2018 sus edificios de Barajas, Alcobendas y Paseo Imperial pasaron a formar parte de un tercero y este año, se sumaron los centros de Bilbao, Badalona, Paloma de Mallorca, Alicante y Zaragoza , “mientras nosotros continuamos trabajando como hasta ahora en régimen de alquiler a largo plazo”.

Cosechando valor añadido

Peter Gries, director general de Makro España confirma los cuatro pilares que representan su propuesta de valor al cliente:

Confianza –con productos y servicios, que se someten a rigurosos procesos y controles de calidad–; competitividad, trabajando en la mejora de atención al cliente, a través de un servicio cada vez más personal y especializado; en la mejora de la experiencia de compra: a través de un servicio de pedidos online, mediante la compra in situ (que puede ser entregada después en el establecimiento de hostelería) o mediante el servicio telefónico o a través de un gestor comercial asignado.

Por último, la innovación y modernización, apostando, por ejemplo, por un proyecto de digitalización del sector, que nuevas soluciones a nuestros clientes de la hostelería, entre ellas, la creación de páginas web de manera totalmente gratuita, “con el objetivo de contribuir a la digitalización de la industria”.

Suscríbete a nuestra newsletter