La información económica de los líderes

Achaca a la inestabilidad política la caída de ventas del último año y la incertidumbre sobre el modelo de movilidad

Anfac pide una hoja de ruta clara para la transición al coche eléctrico

Plantea una fiscalidad basada en el uso del vehículo y no es la adquisición

Imagen de archivo de Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac

El vicepresidente ejecutivo de la patronal de fabricantes de automóviles Anfac, Mario Armero, ha solicitado al próximo Gobierno que el vehículo pase de “una fiscalidad de adquisición a otra del uso”, durante la presentación este viernes del informe anual de 2018.

“Actualmente se vende el mismo volumen de vehículos que hace diez años”, pero con la diferencia de que antes “por cada tres coches nuevos se vendía un vehículo de ocasión con diez años de antigüedad”, mientras que ahora “por cada coche nuevo se vende uno de ocasión”.

“Esta caída de las ventas ha afectado a la edad del parque, que retrasa tres años el rejuvenecimiento y conlleva implicaciones en las emisiones de CO2”, uno de los grandes problemas del sector, ha explicado Armero.

Otra de las causas a las que Anfac atribuye la caída de ventas es a la inestabilidad política que, en palabras de Armero ” ha dado lugar a una demanda retenida que ha supuesto dejar de vender 45.000 vehículos”, una caída que en 2020 estima en un 3% en turismos, mientras se recuperarán casi un 4% en vehículos comerciales y casi un 2% en industriales.


Anfac pide un plan nacional homogéneo de incentivos a la compra del coche eléctrico


También ha pedido al Gobierno un plan “homogéneo y nacional” para implantar el coche eléctrico “ya que los planes Moves (incentivos a la movilidad eficiente y sostenible) no están funcionando. No podemos tener un plan Moves para cada comunidad, que no salen en las mismas fechas y donde no se informa a los concesionarios”, ha criticado Armero.

Como ejemplo ha puesto el caso de Castilla-León, “donde el plan Moves se abre el 31 de mayo y se han vendido 12 coches eléctricos a día de hoy y eso no es una buena cifra”. Armero aseguró que esta confusión en torno al vehículo eléctrico hace que España esté a la cola de Europa.

El vicepresidente de Anfac también ha pedido a la Administración un “registro fiable de los puntos de recarga” y ha elogiado los programas desarrollados por Iberdrola, Endesa y Red Eléctrica Española en este sentido.

Otras demandas de la patronal del automóvil son un plan de formación para construir el vehículo eléctrico, una reducción de los costes energéticos que abarate el coste de fabricación y un plan nacional de achatarramiento.


El año pasado se vendieron más de 1,5 millones de vehículos entre turismos, vehículos comerciales e industriales


Las compañías automovilísticas invirtieron en España más de 3.000 millones de euros el año pasado, lo que supuso un 42 % más con respecto al año anterior, ha resaltado en su informe anual la asociación española de fabricantes Anfac, lo que eleva a 13.000 millones la inversión realizada en los últimos seis años.

Por otro lado, los fabricantes incrementaron su facturación un 3% en 2018, hasta 66.550 millones de euros, cifra que se eleva hasta 104.000 millones de euros si se suma la fabricación de componentes. La recaudación fiscal del sector rozó 30.000 millones de euros, un 6% más que el año pasado.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos crecieron un 7% hasta 1.321.438 unidades entregadas; las ventas de vehículos comerciales subieron cerca de un 7,7% hasta 214.207 unidades vendidas y los vehículos industriales cayeron cerca de un 2,2%, hasta 27.851 unidades, con lo que el mercado en conjunto creció un 7%, hasta 1.563.495 unidades.

Sin embargo, la venta no crece desde septiembre del pasado año y se ha agudizado en el último cuatrimestre, por lo que, según Armero, se puede hablar de crisis del sector debida a la incertidumbre de los consumidores que no saben qué coche comprar.


El 61% del parque automovilístico español tiene más de 10 años y la edad media ha aumentado desde la crisis hasta los 12,4 años


La media de edad del parque automovilístico aumentó hasta 12,4 años y se vendieron más de 166.000 vehículos de más de 20 años, con un impacto claramente negativo en el medio ambiente y la seguridad vial, según el informe. El 61,6% del parque de turismos y todoterrenos en España tenía más de 10 años en 2018, mientras que la cuota de estos vehículos de más de 10 años era del 35,7% antes de la crisis.

Según Anfac, la mejora económica tras el periodo de recesión no ha servido para renovar el parque automovilístico, ya que la edad media de los vehículos que se llevan a achatarrar es de 19 años, y este parque seguirá envejeciendo, al menos hasta 2022. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter