La información económica de los líderes

Tampoco quieren mantener el futuro peaje tal y como está actualmente

¿Por qué los hoteleros no quieren ni la liberación de la AP7 ni la tasa turística?

Respecto a la tasa, aseguran que es un impuesto que solo gravaría a los alojamientos hoteleros y por tanto, favorecería la economía sumergida.

El presidente de la patronal hotelera Hosbec, Toni Mayor, que ha hecho balance de los datos turísticos del primer semestre en la Comunitat, ha advertido del “colapso” en las comunicaciones que supondría la liberalización de la AP7, prevista para el 31 de diciembre de este año.

Desde la patronal no consideran deseable “que esta AP7 se convierta en una prolongación de la A7 o A31 con todos sus problemas de tráfico, vehículos pesados, saturación, inseguridad, falta de mantenimiento y accidentes” que ello podría conllevar. “Todo el tráfico pesado que ahora pasa por las dos autovías gratuitas actuales que bajan hacia Alicante (la de Alcoi y la de Font de la Figuera) terminaría desviándose por aquí”.

“Nos inquieta -ha continuado respaldado por los representantes de las tres provincias– que los turistas que llegan por el aeropuerto de Alicante puedan tardar una hora y media o más en llegar a las Marinas porque la AP-7 esté colapsada al haber liberalizado el peaje AP-7, ya que es muy probable que se sature como los by-pass de Alicante y Valencia“. En este sentido, consideran necesario ampliar el bypass de Alicante que está “absolutamente colapsado” y exigen la construcción del tren de la costa como “único medio rápido y seguro para unir aeropuerto-AVE-las Marinas, que podría empezar a sufragarse con la contribución que seguiría aportando el peaje”, ha insistido Mayor.

Asimismo, Mayor alerta que los turoperadores son “muy sensibles” a escoger destinos cuya accesibilidad esté a más de una hora y media de recorrido, “de ahí, que Dénia, en muchos casos, quede fuera de estos circuitos” y no quiere, en ningún caso, que a toda la zona de Benidorm le pueda ocurrir lo mismo.

No obstante, los hoteleros creen que se debe establecer una bonificación “casi total para los residentes y trabajadores que usan la AP7 de forma habitual, no así para el tráfico de tránsito”, han recalcado. Además consideran que desde Valencia hacia el norte “ese tramo de la AP7 puede quedar liberalizado sin más”, ” no solo es posible, sino también aconsejable”, han comentado durante el encuentro con los medios.

No a la “mal llamada Tasa Turística”

Los representantes de Hosbec han sido claros en su rechazo a la tasa turística en la Comunitat Valenciana, y han explicado los argumentos de su oposición no a una tasa, sino a “un impuesto que viene a sumarse a la asfixiante presión fiscal que soportamos empresas y ciudadanos y que grava, frente a otros componentes turísticos, exclusivamente al alojamiento hotelero y reglado, favoreciendo a la economía sumergida”.

Uno de los principales argumentos que esgrime la patronal es que la realidad turística de la Comunidad Valenciana nada tiene que ver con Cataluña ni con las Islas Baleares, ni con las realidades de otras ciudades europeas, “donde existe un impuesto municipal ligado a la conservación del patrimonio histórico o artístico o vinculado a organismos promocionales”, mientras que en la Comunitat “ni la tramitación, recaudación, gestión y finalidad de este impuesto tienen un objetivo claro y transparente”, han asegurado.

Advierten que dejaría en situación de “desventaja” a ciudades como València o Benidorm (que serían fundamentalmente las que más recaudarían) frente a otros destinos nacionales: “No sería gratis: València no puede competir con Barcelona o Palma, ni está en la misma liga que París o Londres”. La Comunitat es la sexta región en cuanto a rentabilidades, por lo que creen que no hay margen para esta “ficción fiscal”. “El sector hotelero y el alojamiento reglado sigue a la cola en precio y rentabilidad respecto a las comunidades autónomas turísticamente relevantes”, han reiterado.

Según los datos que manejan el turismo de la Comunitat genera ya el 13,3% del total de los impuestos que se recaudan en este territorio, entre 3.400 y 3.600 millones, por lo que “una recaudación máxima de 40 millones –lo que se estima que recaudaría la tasa– no justifica poner en peligro un sector tan estratégico como es el turismo en esta Comunitat con el 13% del PIB y el 14% del empleo”, han señalado.

Otra de las razones para justificar su rechazo es que el turismo interno en la Comunitat supone un 30% del total, “seríamos los propios valencianos los que estaríamos pagando la tasa, a lo que habría que añadir el hecho de que la Comunidad Valenciana es la que peor ratio de gasto por turista tiene”, ha subrayado Mayor.

A su juicio, el principal problema con el que se enfrenta el sector es la creciente economía sumergida, por lo que entienden que debería aplicarse el IVA y la retención del IRPF al alojamiento ilegal y a las plataformas turísticas digitales, al considerar que realmente “generaría muchos más ingresos” que la tasa turística.

Suscríbete a nuestra newsletter